¿Habrá crossover entre ‘The Walking Dead’ y ‘Fear The Walking Dead’?

Hace bastante tiempo que no escribo por aquí, así que he decidido “inaugurar” mi regreso con dos de mis series favoritas: The Walking Dead y Fear The Walking Dead.

Mucho se habla de un posible crossover entre las series hermanas, un encuentro cara a cara entre Rick y Madison, entre Daryl y Nick, entre Maggie y Alicia. Sí, por soñar que no quede, pero… ¿es realmente posible este crossover? ¿Qué piensa el propio reparto?

Ayer tuve el placer de acudir al evento fan de Fear The Walking Dead organizado en Madrid por AMC, en el que los actores Rubén Blades (Salazar) y Daniel Sharman (Troy) respondieron preguntas sobre la serie.

fear-the-walking-dead-evento-fan-madrid-españa-amc

Daniel Sharman y Rubén Blades en Madrid (24/07/2017).

Además de adelantarnos que la segunda parte de la temporada 3 (que ya tiene fecha de estreno, 11 de septiembre) tiene aún más acción, sangre y vísceras que la primera, nos contaron curiosidades del rodaje (por ejemplo, cada vez que un personaje muere en la ficción, les cuesta mirar a los ojos al actor que lo interpreta) y aplaudieron el feminismo y la diversidad racial presente en la serie. Pero, sin duda, una de las cuestiones estrella fue la de una asistente que preguntó si en algún momento iba a hacerse un crossover. ¿Qué respondieron los actores?

Daniel fue el más tajante y respondió que no le gustaría que se hiciera este crossover puesto que Fear The Walking Dead The Walking Dead “son dos series muy diferentes”. Algo menos reacio se muestra Robert Kirkman, productor y autor de los cómics, que en la Comic Con 2017 no descartó del todo la idea, aunque reconoció que este crossover sería muy difícil puesto que las líneas temporales y las localizaciones de la serie no coinciden. “Fear the Walking Dead tiene lugar más o menos en torno a la primera y segunda temporada de The Walking Dead”, explicó el guionista, “La octava temporada de The Walking Dead tiene lugar teóricamente durante la séptima temporada de Fear the Walking Dead“.

Parece que habrá que esperar para que las ficciones confluyan y los personajes de ambas series se conozcan. De momento, nos conformaremos con los nuevos capítulos de Fear The Walking Dead (llegan el 11 de septiembre) y la octava temporada de The Walking Dead (se estrena el 22 de octubre).

Anuncios

¿Por qué mis series favoritas son de terror?

Me he percatado de algo: la mayoría de series que sigo son de terror. Es algo que no puedo evitar. Donde esté un buen drama macabro o una comedia terrorífica, que se quite todo lo demás. Así que, sin más dilación, os dejo algunas recomendaciones especialmente dedicada a los seriéfilos amantes del género de terror:

1. The Walking Dead (AMC)
Sí, soy consciente de que ‘The Walking Dead’ es un producto de masas, una serie seguida por millones de espectadores como, por ejemplo, ‘Juego de Tronos’. Aun así, yo no me cansaré nunca de recomendarla a todos aquellos que, por increíble que parezca, todavía no han visto ni un solo capítulo. A lo largo de sus 7 temporadas, ‘The Walking Dead’ ha sabido renovarse y no perder el ritmo, fidelizando a una audiencia que sigue la serie no solo por sus genialmente caracterizados zombies, sino por unos personajes con los que es fácil empatizar y a los que duele mucho verles morir en pantalla.

personajes-the-walking-dead-series-terror

2. Penny Dreadful (HBO)
Amo esta serie porque ha sacado de los libros clásicos de terror a personajes como Drácula, Frankenstein o Dorian Gray para protagonizar una trama gótica de lo más emocionante. La serie recrea a la perfección el Londres más tenebroso del siglo XIX, todo ello con un reparto estelar claramente dominado por la gran Eva Green.

penny dreadful-series-de-terror

3. Scream Queens (FOX)
Reconozco que a veces me pongo muy pesada con esta serie, pero es que no me puede gustar más. Para mí es de las mejores comedias de los últimos años y un genial homenaje al género slasher. Tiene un regusto noventero afrodisíaco y cuenta con actores míticos como Jamie Lee Curtis o John Stamos. Si queréis saber más sobre la serie protagonizada por las insoportablemente divertidas Channels (Emma Roberts, Abigail Breslin y Billie Lourd), aquí podéis leer más.

scream-queens-series-de-terror

4. Bates Motel (Universal)
Quién tras ver ‘Psicosis’, una de las películas más famosas de Alfred Hitchcock, sintiera curiosidad de saber más sobre la relación entre Norman Bates y su madre, esta es su serie. ‘Bates Motel’ es una precuela del clásico de Hitchcock ambientada en la actualidad, pero plagada de guiños a los años 60. También os he hablado antes de ella por aquí.

bates-motel-series-de-terror-recomendaciones

5. Stranger Things (Netflix)
Había pensado en reservar mi quinto puesto de series a ‘Hannibal’ o a ‘American Horror Story’, pero creo que el fenómeno ‘Stranger Things’ debía tener su lugar en esta lista. Es cierto que es más una serie de ciencia ficción que de terror, pero en ella abundan referencias a iconos del cine de horror como ‘Alien’ o ‘Jaws’. A todo esto hay que sumar su tétrica estética y su macabro monstruo protagonista, el Demogorgon.

stranger-things-joyce-series-de-terror

Espero que os haya gustado este repaso por mis series de terror favoritas. ¿Me recomendáis alguna más?

P.D: Sé de una serie que posiblemente ocupe un lugar en futuras listas y, por supuesto, en mi corazón. Se trata de ‘Santa Clarita Diet’, la última apuesta de Netflix que podremos ver a partir de febrero. Ya os contaré, amigos.

6 razones para dar una oportunidad a ‘Fear The Walking Dead’

El otoño es una fecha especial para algunos de nosotros que, en vez de pensar en hojas doradas cayendo de los árboles, soñamos con zombies sedientos de sangre y hambrientos de vísceras y de carne humana. Pero mientras esperamos la llegada de la sexta temporada de ‘The Walking Dead’ en octubre, podemos ir disfrutando de un delicioso aperitivo: ‘Fear The Walking Dead’.

Hace ya una semana que se estrenó el primer capítulo del esperado spin-off de ‘The Walking Dead’ y estoy deseando ver el siguiente capítulo. No sabía lo que me iba a encontrar y lo cierto es que tenía mis dudas sobre la calidad de la serie. ¿No se estaría explotando ya demasiado el “fenómeno The Walking Dead”? ¿Tendrían sus creadores, Robert Kirkman y Dave Erickson, la suficiente imaginación para crear una propuesta diferente y original? Aunque habrá que esperar a que transcurran más capítulos para responder con más firmeza a estas preguntas, el primer capítulo me ha dejado un sabor más que bueno. ‘Fear The Walking Dead’ ha recuperado en su inicio la esencia más tétrica y emocionante de ‘The Walking Dead’ y ha lanzado un dardo de esperanza a todos los fans del universo zombie. Si aún no la habéis visto, os ofrezco unas cuantas razones para que os animéis a hacerlo. ¡Vamos allá!

1. Si ‘The Walking Dead’ es cool, ¿por qué su hermana no iba a serlo?
Os gusta ‘The Walking Dead’. Estáis enganchados desde que visteis a Rick levantarse de la cama de un destartalado hospital. Sufrís con la muerte de cada personaje, conocéis de memoria cada escondrijo del grupo (la granja, la cárcel, etc.) y os morís por saber el desenlace de esta terrorífica apocalipsis. Entonces… ¿por qué no os iba a gustar ‘Fear The Walking Dead’? Los personajes son distintos y el tiempo, también (la trama de ‘Fear The Walking Dead’ localiza en los momentos antes de estallar el virus, es decir, cuando el mundo todavía no está infestado de zombies y solo hay unos cuantos casos aislados), pero la razón de la serie sigue siendo la misma: sobrevivir a una muerte que te pisa los talones.
fear the walking dead españa

2. No es un sustituto, sino un complemento
Como ya he dicho, las historias de ambas series son independientes y, por tanto, permiten observar la apocalipsis zombie desde un punto de vista distinto. Quizá ‘Fear The Walking Dead’ responda a algunas incógnitas que se plantean en ‘The Walking Dead’, sobre todo en relación al surgimiento de la plaga zombie y su posterior desarrollo y expansión.

3. Frank Dillane
Es cierto que estamos acostumbrados a los brotes de locura de Rick, al rugido de la moto de Daryl y al brillo de la hoja de la katana de Michonne, pero conocer a personajes nuevos siempre provoca curiosidad. ¡Seguro que acabamos cogiendo cariño también a la familia Clark! Sea como sea, a mí me ha parecido especialmente interesante el personaje de Nick, el hijo drogadicto de la familia Clark. El actor que se pone en su piel es Frank Dillane, hijo del también actor Stephen Dillane (‘The Hours’, ‘Juego de Tronos’). Además, Frank interpretó a Tom Riddle (es decir, Voldemort de joven) en ‘Harry Potter y el misterio del príncipe’), con lo cual se ha ganado toda mi simpatía.

Nick (Frank Dillane), el indiscutible protagonista del inicio de 'Fear The Walking Dead'

Nick (Frank Dillane), el indiscutible protagonista del inicio de ‘Fear The Walking Dead’

4. Poderío femenino
Aunque todavía es pronto para hablar, creo que los personajes femeninos de ‘Fear The Walking Dead’ no nos van a dejar indiferentes. Me gusta mucho el personaje de Madison, una mujer trabajadora, valiente y con carácter. En este primer capítulo se ha tenido que enfrentar con situaciones muy duras y desagradables como el incidente de Nick, pero a pesar de eso no se ha derrumbado ni una sola vez delante de sus hijos. Creo que es importante que las series promocionen el modelo de la mujer fuerte, y no el de la mujer sumisa en apuros al que el cine y otras series nos tienen acostumbrados. De hecho, estaría muy bien que Madison ostentase el rol de líder al estilo de Rick en ‘The Walking Dead’, aunque como ya he dicho, aún es pronto para aventurarse.

5. ¿Posible crossover?
En principio, ‘The Walking Dead’ y ‘Fear The Walking Dead’ son dos series independientes, con tramas y personajes distintos. Sin embargo, ambas historias tienen en común el escenario: un apocalipsis zombie. Por ello, no sería raro que más adelante las historias se unieran y los personajes de ambas series se conocieran. Quizá la próxima aventura de Rick y su grupo sea conocer a la familia Clark (y a los que se hayan unido), que también habrá superado miles de obstáculos para sobrevivir desde que se extendió el virus. No sé si esto se hará realidad algún día, pero por soñar que no quede.
the walking dead gif

6. Arma contra los spoilers
Internet es un lugar peligroso y no solo por los hackers y amenazas virtuales similares. Los spoilers son como terribles granadas que campan a sus anchas por Internet y las redes sociales con el objetivo de fastidiarnos el final o detalles importantes del capítulo que aún no hemos visto. Si a estos spoilers habituales le sumas que ‘The Walking Dead’ es una serie basada en un cómic y algunos de los que se los han leído se dedican a desvelar hechos cruciales como la muerte de algunos personajes, el peligro es aún mayor. Como ‘Fear The Walking Dead’ ha sido creada directamente a partir de ‘The Walking Dead’ y no se basa en libros ni cómics, no hay peligro a recibir spoilers de este tipo. Aun así, hay que estar siempre alertas, amigos.

Artículos relacionados:

¿Por qué nos gusta tanto The Walking Dead?

Las mujeres de The Walking Dead

Las mujeres de ‘The Walking Dead’

Si hace unos días hablaba de lo poco reconocido que está el género de terror, hoy quiero demostrar que es un género que no solo entretiene, sino que, a veces, difunde valores. Y es que ni los libros, ni las películas, ni las series de terror se basan simplemente en generar miedo en su público (algo que, por cierto, no es nada sencillo y considero muy meritorio), sino que sus historias y personajes muchas veces van más allá. Un ejemplo de ello es ‘The Walking Dead’, serie de la que también hemos hablado en otras ocasiones y de la que reconozco ser muy fan. La serie de AMC ha demostrado que no solo los zombies y las escenas puramente de terror conforman y guían la trama, sino que los personajes y sus personalidades son una parte esencial de la historia. Con esto quiero decir que ‘The Walking Dead’ es mucho más que una mera serie de zombies: es una historia que ahonda en los instintos humanos y en las relaciones personales. Pero, además, otorga gran protagonismo a los personajes femeninos y visibiliza a distintos perfiles de mujeres (y hasta las situaciones sexistas a las que se enfrentan), tomando una postura claramente feminista.

women the walking dead

Las mujeres de ‘The Walking Dead’ son muy diferentes entre sí, pero tienen en común el hecho de que no necesitan una figura masculina para superar situaciones adversas y que son capaces de todo por sobrevivir. En este post recojo solo algunos ejemplos de personajes femeninos de la serie que, a su manera, ayudan a cambiar el mundo. 
/Puede contener spoilers, sobre todo de las primeras temporadas. Si no has visto la serie, ya sabes/.

– Lori: Aunque todos los personajes son importantes y necesarios, Rick Grimes es el indiscutible protagonista. Su esposa, Lori, fue su gran apoyo cuando vivía. Rick es el líder y el que toma las decisiones del grupo, pero ella, que en los primeros momentos parecía estar a su sombra, influía mucho en estas decisiones. Demostró que no solo era “la señora de…”, sino una mujer capaz de enfrentarse a situaciones extremas y de mantener la cabeza fría en los momentos más delicados. Además de ser muy persuasiva, destaca principalmente su instinto maternal: ni 100 zombies conseguían amedrentarla cuando se trataba de salvar la vida de su hijo Carl. Siempre velaba por el bienestar de su hijo y siguió adelante con el embarazo de la pequeña Judi, a pesar del sangriento y tétrico entorno. Reconozco que no es de mis personajes favoritos y que no me caía demasiado bien, pero hay que reconocer sus méritos y que su paso por la serie fue esencial.
lori the walking dead

– Andrea: La rubia Andrea es otro personaje que ya no vive, pero no podía faltar en esta “lista”. Desde el principio, demostró ser una mujer activa y luchadora. A diferencia de otras mujeres como Lori y Carol, ella no solía quedarse en casa ocupándose de las tareas domésticas, sino que acompañaba a los hombres en sus misiones y cacerías de muertos vivientes. Era ágil y su manejo de las armas era excelente, pero no respondía a la típica imagen estereotipada de “marimacho” (una palabra que no me gusta nada). En ocasiones, la literatura y el cine (y también las series) representan a las mujeres fuertes con características físicas muy masculinas, pero no siempre tiene por qué ser así. Andrea podía presumir de un cuerpo esbelto y un rostro bello. Era sexy, pero eso no le impedía tener iniciativa y apretar el gatillo cuando fuera necesario. Siempre destacó por su propia personalidad y disfrutó con libertad del sexo como hombres como Shane o El Gobernador, a pesar de las objeciones de algunos de sus compañeros. Hizo siempre lo que quiso en terreno sexual y personal, y también en su lucha contra los caminantes. Destaca también su relación con Dale, una especie de figura paterna para Andrea, que a veces se pasa de sobreprotector e intenta condicionar sus decisiones (eso sí, Andrea siempre hace lo que le viene en gana).
andrea twd

– Maggie: Otro claro ejemplo de tía dura pero no “marimacho”. Esta imagen femenina es buena porque corrige la concepción de que cualidades como el valor o la fuerza son atributos masculinos: se puede ser mujer (y no necesariamente con una apariencia masculinizada) y poseerlos. A lo largo de la serie, Maggie muestra varios tipos de amor: paternal, fraternal y romántico. Glenn es su alma gemela y no tardan en embarcarse en una relación sin complejos en la que se protegen el uno al otro.
maggie twd

– Beth: La hermana de Maggie al principio me parecía insufrible. Tenía la sensación de que era la típica adolescente mimada y, aunque seguramente sea cierto que fuera un poco inocente por no haber salido nunca de su granja familiar, acaba demostrando que es una joven capaz de valerse por sí misma y de enfrentarse a todo. Se esfuerza por aprender a luchar y, además de aportar fuerza y habilidad al grupo, también proporciona diálogo y comprensión (de hecho, ella y Carol son las únicas que consiguen que el taciturno Daryl abra un poco su corazón). Por desgracia, muere, pero lo hace salvando a sus amigos.
bethtwd

– Michonne: Al igual que personajes como Daryl, Michonne es única e irrepetible. Recordad, si no, la primera imagen que tuvimos de ella. A mí me impactó mucho ver a una mujer negra y de ojos penetrantes pasear como perros a dos zombies mancos y con una katana en la otra mano. Es, sin duda, de los personajes más fuertes, lo que demostró al lograr sobrevivir sola durante mucho tiempo gracias a su inteligencia, habilidad y valentía.
michonne

– Sasha: Otra mujer dura y negra, y destaco lo de negra porque son muchas las personas de esta raza las que aparecen en la serie, algo que me agrada y más teniendo en cuenta episodios racistas como la matanza de Ferguson que en pleno siglo XXI se siguen produciendo en Estados Unidos. En la última temporada, es la única que piensa con la cabeza y no se confía de las comodidades que ofrecen (repentinamente) al grupo Deanna y los suyos, entrenándose y permaneciendo alerta en todo momento (a pesar de que a veces hace algunas locuras).
sashatwd

– Tara y Rosita: Si uno a estos personajes es porque en lo que quiero incidir es en su relación. Y es que el lesbianismo es todavía un tema tabú, mucho más que las relaciones entre hombres homosexuales (aunque esto está empezando a cambiar como demuestran series como ‘Orange is the new black’). Tras el affaire que las dos jóvenes mantuvieron, Rosita se ha acostado varias veces con Abraham, aunque según apuntan los capítulos finales de la última temporada, esta relación podría volver a avivarse.
tararosita
– Dawn Lerner y Deanna Monroe, mujeres al mando: Rick es el líder del grupo al igual que Philip Blake, alias “El Gobernador”, lo era del pueblo de Woodbury. Lo mismo sucedía con la granja de Hershel, en la que él ostentaba todo el poder. Pero estos líderes masculinos han dejado paso al poderío de mujeres como Dawn Lerner, que controlaba el Grady Memorial Hospital con gran efectividad y Deanna Monroe, jefa de la zona segura de Alexandría, poseyendo más autoridad que su marido y el resto de habitantes del pequeño “pueblo”.
dawndeanna

Para acabar, he querido reservar el último lugar para el personaje femenino que, para mí, más ha evolucionado a lo largo de la serie y que creo que nos va a seguir sorprendiendo capítulo a capítulo:

– Carol: En la primera temporada, Carol era una mujer sumisa y frágil dedicada enteramente al cuidado de su familia. En silencio, soportaba cómo su marido la maltrataba física y psicológicamente, pero no se atrevía a contarlo por miedo y por su hija Sophia. Cuando su marido Ed muere atacado por unos caminantes que invaden el campamento, Carol puede por fin descansar y sentirse libre, aunque de momento aporta al grupo poco más que su habilidad en las tareas domésticas y su instinto maternal. Cuando su hija Sophia muere, Carol siente que ella también debe perecer. ¿Qué sentido tiene vivir en un planeta infestado de zombies sin lo que más quería en el mundo? Siente que ya no tiene nada que ofrecer, algo lógico teniendo en cuenta que su vida se había basado en cuidar a su hija y servir a su marido. Pero, poco a poco, y gracias a la ayuda de compañeros como Daryl, se da cuenta de lo importante que es entrenarse en la lucha, agudizar sus sentidos y convertirse en una mujer fuerte para así sobrevivir. Así lo hace hasta transformarse en la persona poderosa que hoy es, una mujer con sangre fría que ha salvado a sus amigos en varias ocasiones no solo mediante la fuerza, sino gracias a su inteligencia. Por ejemplo, es ella la que mata a Karen en la cárcel para que sus compañeros no se infecten del virus y acaba reconociéndoselo con valentía a Rick y a Tyreese, la pareja de Karen. En la última temporada, es la única que demuestra una confianza plena en Rick y utiliza todos sus artificios para conseguir armas en Alexandria. Además, es precisamente en la última temporada cuando denuncia los malos tratos que sufre Jessie por parte de su marido. Si algo me gusta de Carol es que simboliza la lucha y el poder de cambiar y avanzar. Creo que es muy positivo que se representen en televisión estos modelos de mujer, mujeres que vencen las adversidades y se superan a sí mismas. Ella fue víctima de violencia de género, pero logró salir de esa espiral de violencia y sumisión para convertirse en una mujer fuerte, poderosa, leal e imprescindible en la serie.
carol the walking dead

El género de terror, un eterno marginado

Sé que hace mucho tiempo que no escribo, pero a veces los quehaceres universitarios me lo impiden. Sin embargo, hoy he estado reflexionando sobre algo que me gustaría compartir aquí: el género de terror está tremendamente infravalorado. Esto no quiere decir que no haya muchos seguidores de este género -que, de hecho, los hay-, pero a pesar de su éxito entre el público, la crítica -e, incluso, hasta el propio público- lo percibe como un género ‘menor’.

Hablemos, por ejemplo, de literatura. En una conversación con amigos o conocidos, es fácil que se enorgullezcan de haber leído ‘Los Miserables’, ‘Oliver Twist’ y hasta sagas juveniles como ‘Harry Potter’, pero rara vez alguien cita algún libro de terror como lectura preferida. Si acaso, algunas obras míticas de Stephen King como ‘Carrie’. ¿Quiere decir esto que en el género de terror no se hace buena literatura y que, por tanto, el estilo de sus escritores no es cuidado y merecedor de alabanzas? En mi opinión, no. Hay escritores de terror que no tienen nada que envidiar a los pertenecientes a los ‘géneros mayores’, como es el caso de Joe Hill, cuyo estilo literario me parece impecable. De hecho, los escritores de este género lo tienen más difícil, porque no es nada sencillo conseguir que un lector sienta miedo al leer. En mi opinión, es más fácil provocar llanto e incluso risa, pero… ¿miedo? Para eso hay que dominar perfectamente el ritmo de la narración y describir de forma detallada y con un léxico rico y visual los ambientes. A pesar de ello, este talento no es tenido en cuenta, y es algo que no solo podemos observar con autores contemporáneos, sino con algunos clásicos como Bécquer, del que se idolatran sus Rimas y se ignoran mucho más sus Leyendas, a pesar de la maestría que demuestra en ellas. Stephen King define a la perfección esta realidad en una entrevista para Rolling Stone: “Para algunos, si la ficción se convierte en superventas es necesariamente mala. Si algo es accesible para mucha gente, es para tontos, porque la mayoría de la gente lo es. Eso es puro elitismo. No comulgo con ello.”

Con el cine sucede algo muy parecido. Entre las películas favoritas de los cinéfilos rara vez se encuentran producciones de terror, independientemente del tipo que sean -clásicos como ‘La matanza de Texas’ o de estilo gore como ‘SAW’-. A pesar de ello, son películas que han marcado y que están llenas de escenas icónicas como el vídeo de ‘The Ring’ o el momento en el que Regan, la niña poseída por el demonio, baja las escaleras en ‘El exorcista’. Y hablando de ‘El Exorcista’, la cinta de William Friedkin es la única película de terror nominada a la categoría de Mejor Película en los Oscars, un dato que deja claro la consideración que tiene el género entre los críticos. Lógicamente, no digo que todas las películas del género sean de Oscar -de hecho, la calidad de las películas de terror se está resintiendo mucho actualmente y se innova más bien poco en los temas y en la ejecución-, pero muchas sí porque son auténticos espectáculos visuales -tal es el caso de ‘El Resplandor’ de Kubrick- y no deberían quedar relegadas simplemente a los festivales de cine fantástico y de terror como el de Sitges.

"Así que no te gusto, ¿eh?"

             “Así que no te gusto, ¿eh?”

Por suerte, hay un ámbito en el que parece que el género de terror se está revalorizando: el de las series. Ya no es solo que cada vez se produzcan más series de esta temática y que sean un éxito de masas -como por ejemplo, ‘American Horror Story’-, sino que son reconocidas por los críticos –‘The Walking Dead’– y se innova en productos de calidad –‘Bates Motel’ homenajeando a ‘Psicosis’ o la imprescindible ‘Penny Dreadful’-.

Me remito a la tesis de Stephen King para dejar clara mi opinión: porque un producto atraiga al gran público y sirva a la función de entretener, no quiere decir que sea menos valioso o elaborado. Esto es lo que sucede con el género de terror, una creación divina -o diabólica- que alberga auténtica obras de arte y, sobre todo, no deja nunca indiferente.

“Nepenthe”, una renovación del género de terror

Leer sirve para muchas cosas: para llorar, para reír o, simplemente, para pasar el rato. Pero, sin duda, también sirve para vivir al límite. Sí, seguro que os ha pasado con algún libro: a medida que avanzabais sus páginas y capítulos, os sentíais totalmente parte de la historia y sufríais en vuestras propias carnes todo lo que le sucedía a los personajes. Si queréis vivir de nuevo ese tipo de sensaciones, os recomiendo un libro de terror que he leído recientemente: Nepenthe. Y es que así es como definiría mi última lectura: otra forma de vivir al límite. Os contaré un poquito más…

Apocalipsis. Muerte. Sueño. Pavor. Vida. Placer. Oscuridad. Desesperación. Celos. Maldad. Sangre fría. Eva.

Creo que este puede ser mi resumen más exacto. No quiero spoilearos absolutamente nada, solo os diré que no se trata de la típica historia del fin del mundo. Más bien es una alegoría a la vida y a la muerte, una historia de personas que se cruzan en un mundo que huele a miedo. Y, además, made in Spain. La culpable de todo es Nieves Mories, una escritora abulense que regala a los internautas pildoritas de terror y lírica en su blog Cien gramos de Soma. Os puedo asegurar que también nos regala una gran novela, más de 300 páginas de pura tensión que traspasa las el papel y hace sentir. Sobre todo hace sentir.

Imagen

En mi opinión, el principal punto fuerte de la obra son los personajes. Son complejos y muy distintos entre ellos. Se nota que su creación ha sido pausada y cuidada, trabajando cada detalle de sus enrevesadas personalidades y vidas. La propia Nieves admite que “son lo más importante de Nepenthe, no la trama, ni la situación. Intenté escribir una novela de personas llevadas al límite, fuera físico o mental.” Bueno, pues lo ha conseguido. O, al menos, los personajes consiguen llevar al límite al lector, capaz de sentir esa tensión existente en todo momento, esa desesperación y esos instintos primarios que brotan de ellos en situaciones extremas. La escritora también nos cuenta que en Nepenthe “nadie es del todo bueno ni del todo malo, y eso pasa también en la vida real”. Quizá por eso es sencillo empatizar con ellos, porque son reales.

Siguiendo con los personajes, otro aspecto positivo del libro es Eva. Aunque ya la descubriréis cuando lo leais, os adelanto que es un personaje que engancha, muy magnético. Las protagonistas femeninas suelen escasear en la literatura y, cuando aparecen, se muestra a estas mujeres como sumisas, blandas y sin personalidad. Por supuesto que no generalizo, pero hay que reconocer que estos atributos suelen aparecer en los personajes femeninos frente a la dureza y audacia de los masculinos. Pues bien, Eva no es así, sino que es capaz de controlar, enamorar, provocar odio y enloquecer a su entorno. Y todo a la vez. Por eso, es un personaje muy completo que me ha gustado mucho y que creo que os va a sorprender.

Otro de los rasgos más importantes de un libro es el espacio o los espacios. En este caso, hay muy pocos escenarios (de hecho, la mayor parte del relato transcurre en un búnker). Ese encerramiento en el búnker me recuerda a las extrañas cuevas de The Host o a la cárcel de The Walking Dead, y creo que es difícil y arriesgado concentrar toda la trama en un único lugar. Sin embargo, creo que Nepenthe aprovecha esta circunstancia para transmitir la claustrofobia al lector y para exprimir al máximo a los personajes en tremendas situaciones de tensión. También me llamó bastante la atención que el escenario sea España, algo que no suele ocurrir en la mayoría de los libros de terror. “La elección fue sencilla: escribí sobre lo que conozco”, cuenta Nieves, “Soy de Ávila, y conozco los lugares que he descrito. Su olor, su color. El tacto de sus piedras, las casas, los caminos. Todo tenía que ser real y tangible, tenía que ayudar a darle credibilidad a una historia bastante increíble.”

Y, por fin, llegamos a una de las cosas que más me gustan: los monstruos. No podían faltar, ¿verdad? Y es que no os he comentado qué sucedía en el Apocalipsis de Nepenthe. No, no se trata de zombies. Las criaturas que aparecen son indefinidas, deformes, viscosas, voraces, sexuales, extrañas. El desconocimiento deja más libertad a la imaginación y… al miedo. Yo, por ejemplo, me las imagino tal que así:

Imagen
Ilustración de Anton Samenov

Si antes hablábamos de personajes muy reales, ahora tenemos que mencionar cómo la novela es real en sí misma. Sí, es una novela fantástica, pero aborda cuestiones y conflictos tan ciertos como la vida misma. Y esa es otra de las cosas que más me ha gustado, la ausencia de tabúes. Si se dan situaciones de violencia entre personajes o relacionadas con los monstruos, aparecen descritas tal y como suceden, con detalles visuales y necesarios. Lo mismo sucede con el sexo: si hay tensión sexual o incluso actos sexuales, aparecen sin tapujos. Y la verdad es que esta autenticidad es algo a tener en cuenta y valorar (el escritor Joe Hill me parece también un genio en cuanto a mostrar el sexo y la violencia sin veladuras).

Como veis, Nepenthe es una lectura que me ha parecido muy interesante y que os recomiendo. Por citar algún defecto (como siempre a un nivel muy subjetivo), podría decir que el inicio de la novela me descolocó un poco. Al principio no sabía de qué personaje se trataba ni en qué consistía realmente la historia, pero a la vez esto puede ser una ventaja en el sentido de que vas descubriendo poco a poco a los distintos personajes, en qué se relacionan y donde se encuentran. Además, todo está narrado con un estilo sencillo y directo, aunque a la vez hay descripciones elaboradas tanto de lugares como de recuerdos, historias y situaciones. Según la propia autora, sus influencias principales son Poe y Stephen King, aunque siempre tratando de buscar su estilo propio (algo que, analizando la trama y el lenguaje, creo que sí consigue).

Si leéis la novela y os gusta, seguramente os preguntéis si habrá continuación y si la autora engendrará algún otro hijo literario. Respecto a una posible segunda parte de Nepenthe, Nieves Mories lo tiene claro: “No habrá secuela para Nepenthe. Lo que ocurra después, sucederá en la mente de los lectores. No fue una obra pensada para tener continuidad”. Sin embargo, confiesa que está desarrollando otras historias que no tienen nada que ver y que están plagadas de nuevos elementos, paisajes y personas que tienen historias que contar. Mientras sigue esbozando estas nuevas historias, nos quedaremos leyendo Nepenthe con Marilyn Manson o Smashing Pumpkins de fondo, grupos muy apropiados como banda sonora del libro según la autora (yo añadiría también Avenged Sevenfold e incluso alguna canción de Muse). Aunque, en realidad, explica que la mejor sinfonía para este “cuento sobre el dolor” es el silencio (lo que no quiere decir que la música no sea un factor importante en el relato). Sea como sea, os animo a que os embarquéis en esta nueva lectura (podéis conseguir el libro aquí) que, seguro, no os dejará indiferentes.

Si os apetece, podemos compartir opiniones sobre el libro en los comentarios. 🙂

¿Por qué nos gusta tanto “The Walking Dead”?

Primero fueron los cómics y después llegó el salto a la televisión. The Walking Dead se convirtió en una de las series más vistas de Estados Unidos y su éxito se extendió por todo el mundo. Con el clásico argumento de una Apocalipsis zombie, la serie creada por Frank Darabont (guionista de Pesadilla en Elm Street 3ha conseguido erigir todo un imperio de fans. ¿Cómo ha conseguido ganar tantos adeptos tan rápidamente? ¿Qué es lo que ha enganchado y unido a millones de familias del mundo? En definitiva, ¿cuáles son los puntos fuertes de la serie de terror más famosa del momento?

Zombie
Fotografía de Tobias M. Ecrich.

1. ZOMBIES
Es el condimento más importante de la serie. Los zombies son unos seres espeluznantes pero a la vez atrayentes, ya sea por esas miradas vacías o por su característica forma de caminar. Si al magnetismo de estas criaturas le añadimos que estamos en un momento en el que el género Z está muy de moda, no parece difícil saber porque The Walking Dead ha encandilado a millones de telespectadores. Y, aunque la fiebre por el fin del mundo de 2012 predicho por los mayas haya llegado a su fin, la idea de sobrevivir a una Apocalipsis dota de más morbo al asunto. Y, ojo, un fin del mundo con caminantes incluidos.

2. GORE
Normalmente, la presencia de zombies en una serie o en un film va acompañada de escenas sanguinarias y atroces. The Walking Dead es toda una delicia para los amantes del gore, sobre todo en algunos capítulos en los que las escenas de caminantes despedazando a alguien son realmente aterradoras. Esta contemplación del sufrimiento ajeno es el mayor atractivo para aquellos que creen que lo han visto todo y buscan las imágenes de mayor impacto.

3. TENSIÓN
Si hay algo que todo seriéfilo ama es el no querer despegarse del sofá ni para visitar la nevera. Algo que TWD consigue es generar verdadera tensión en cada capítulo. Los personajes no saben dónde ni cuando pueden sorprenderlos una legión de zombies hambrientos, lo que les mantiene en alerta tanto a ellos como al espectador. De hecho, la exitosa serie juega con esta baza muy a menudo, pues prácticamente todos sus capítulos finalizan con una situación tensa y complicada (por ejemplo, un personaje desarmado rodeado de zombies y sin aparente escapatoria).

4. FACTOR SORPRESA
Los imprevistos y los sorprendentes giros de la historia son otros atributos muy interesantes para captar la atención de la audiencia. TWD es una serie bastante impredecible y lo demuestra en cada capítulo. Después de unos cuantos episodios tranquilos, puede ocurrir que mueran personajes importantes, que se descubra que uno de los protagonistas es malvado o que se incorporen a la serie excéntricos y misteriosos personajes.

5. VARIOS PERFILES
Algo esencial es la existencia de una relación íntima entre la audiencia y la serie o, lo que es lo mismo, que el telespectador se sienta identificado. Como es difícil que los espectadores se identifiquen con la historia en sí (normalmente, los zombies no suelen apoderarse del planeta), la serie juega mucho con sus personajes. En TWD los personajes aparecen y desaparecen con inmensa rapidez, pero abarcan diversos perfiles físicos y psicológicos. Esto hace que la serie atraiga a personas muy distintas, pues cada una es afín a un determinado personaje (el líder, el guapo, la madre coraje, la seductora, el racista, el negro, los niños, el tipo con suerte…).

6. PERTENENCIA
Es una razón bastante parecida al anterior punto: aunque el grupo va mutando de componentes, siempre es un núcleo unido que escapa de zombies y lucha por protegerse y por su supervivencia. Esto hace que el espectador adquiera un sentimiento de pertenencia al grupo, sufriendo con sus desdichas y celebrando sus triunfos.

7. AMOR Y SEXO
La violencia atrae y, si le añades sexo, la mezcla es explosiva (que se lo digan a los productores de Spartacus). En TWD se pueden encontrar desde triángulos amorosos hasta romances silenciosos, amor maternal y relaciones puramente sexuales.

8. MÚSICA
La BSO de The Walking Dead es inquietante y sabe reflejar la tensión y acción de la serie. Cada capítulo finaliza con esta pegadiza y escalofriante melodía, lo que deja al espectador con ganas de más. La música es un elemento fundamente para generar tensión y terror, además de un símbolo identificatorio muy potente (SAW, El Exorcista…).

Estas (y seguramente más) son las razones de que The Walking Dead consiga que sus fans sientan que merece la pena esperar a que empiece una nueva temporada. Y es que son tantos sus seguidores que podrían hacer frente a todo un batallón de caminantes. Escalofriante…