Las 8 películas de terror más perturbadoras que he visto

Hay películas de terror que más que dar miedo, dan risa. También las hay que sí consiguen hacernos temblar. Y luego están las que, directamente, nos hacen repetirnos “Calma, esto solo es una peli, no es real” una y otra vez. Estas son las mías:

8. La casa de los 1.000 cadáveres (2003)

Cuando vi esta película por primera vez (creo que era un DVD pirateado que me regalaron), mi sensación fue acabar de ver una peli cutre pero a la vez escalofriante. Su humor negro, sus similitudes con La matanza de Texas y la violencia a la que son sometidos los protagonistas hacen del debut de Rob Zombie como director un filme que no querrás ver dos veces.

la-casa-de-1000-cadaveres-rob-zombie-peliculas-perturbadoras

7. Paranormal Activity 4 (2012)

Nunca me han dado miedo las películas de Paranormal Activity. Cada entrega conseguía dejarme más impasible que la anterior, hasta que vi la cuarta parte. No me preguntéis por qué, pero las historias en las que entran en juego secuestros de niños me inspiran especial pavor. Y aquí también lo consiguieron.

paranormal-activity-4-peliculas-perturbadoras

6. The Neon Demon (2016)

¿Cuál es el precio de la belleza y de la fama? A ello parece intentar dar respuesta Nicolas Winding Refn en una cinta que destila belleza y horror a partes iguales. Imposible quitarse de la cabeza algunas escenas.

the-neon-demon-peliculas-terror-perturbadoras

5. Las colinas tienen ojos (2006)

Seres monstruosos a los que no les tiembla el pulso a la hora de mutilar, violar y asesinar. No se me ocurren ingredientes más efectivos a la hora de causar repulsa al espectador. Y sí, en mi caso me impresionó más el remake de Alezandre Aja que la versión original del 77 dirigida por Wes Craven.

las-colinas-tienen-ojos-peliculas-perturbadoras

4. Holocausto caníbal (1980)

Si no la habéis visto, no lo hagáis. Os ahorraréis más de una arcada. Para que os hagáis una idea, algunas escenas parecían tan reales que se llegó a pensar que se trataba de una película snuff, es decir, en la que se asesinaron a los actores ante la cámara.

holocausto-canibal-snuff-peliculas

3. V/H/S (2012)

Si unes a seis directores de terror distintos, el resultado son seis cortos de lo más inquietantes, sobre todo debido al estilo amateur bajo el que se han filmado. Precisamente el que resulta más terrorífico es Noche amateur de David Burckner seguido de Segunda luna de miel de Ti West.

vhs-peliculas-terror-perturbadoras

2. Crudo (2016)

De ser vegetariano a caníbal hay un paso, pero a la protagonista de Crudo no parece costarle demasiado. Cuando se proyectó por primera vez en el festival de Toronto, los servicios sanitarios tuvieron que atender a algunos espectadores por desmayos y ataques de ansiedad. De lo mejor de los últimos años.

crudo-raw-peliculas-terror

1. The Woman (2011)

Creo que me llevará algún tiempo quitarme de la cabeza esta película, una representación muy gráfica y gore de la crueldad de algunos hombres. Todo comienza cuando un padre de familia que parece modélico captura a una mujer salvaje que vaga por los bosques para encerrarla en su sótano y someterla a todo tipo de torturas y vejaciones. Te repugnará, pero también reconfortará la inevitable venganza.

the-woman-peliculas-terror-perturbadoras

Anuncios

Los mejores zombies son coreanos

El género de terror nos ha regalado criaturas memorables: vampiros, licántropos, momias y, por supuesto, zombies.

El zombie es mi monstruo favorito con diferencia. Creo que está infravalorado, que se le tacha de ‘bobo’, que se le ignora por no ser tan vigoroso como el hombre lobo, ni tan escurridizo como el fantasma, ni tan misterioso como el vampiro. Pero lo cierto es que el zombie es con el que más tenemos en común los humanos. Al fin y al cabo, el zombie es un humano muerto que se aferra a la existencia con todas sus fuerzas. El resto de criaturas nos son más lejanas con sus poderes sobrenaturales y sus aires de superioridad.

Sí, definitivamente, me quedo con los zombies. Pero… ¿qué zombies? ¿Los caminantes lentos y desorientados de The Walking Dead? ¿Los muertos veloces e impersonales de World War Z? ¿O los simpáticos de Zombies Party? Hasta ahora, mi elección habría sido con R, el protagonista de Memorias de un zombie adolescente (lo siento, sigo teniendo una fangirl dentro de mí). Pero todo ha cambiado desde que he visto la película Train to Busan.

cine-zombie-corea-train-to-busan

Con Yeon Sang-ho a cargo de la dirección, Train to Busan narra la odisea de unos pasajeros de un tren sorprendidos por el apocalipsis zombie. Sí, es lo que estáis pensando: vagones de tren surcados por hordas de zombies, ventanillas salpicadas de sangre y vísceras, una carrera hacia la salvación plagada de obstáculos.

La cinta surcoreana puede presumir de un impecable ritmo narrativo y de una crueldad extrema en cada giro argumental. Y, sobre todo, de unos zombies terroríficos, salvajes, que te miran a los ojos y hasta casi sonríen antes de despedazarte. Así que, si alguna vez soy un zombie, quiero ser un zombie coreano.

cine-zombie-corea-train-to-busan

¿Merece la pena ver ‘Victor Frankenstein’?

Hacer una película sobre una historia tan conocida como la del monstruo de Frankenstein no es tarea fácil. Por eso, sentía mucha curiosidad por ‘Victor Frankenstein’ de Paul McGuigan, precuela en la que el doctor Frankenstein y su ayudante Igor son interpretados por dos de mis actores favoritos, James McAvoy y Daniel Radcliffe.

victor-frankenstein-radcliffe-mcavoy

Está bien arriesgar y eso es algo demostró Burr Steers con ‘Orgullo, prejuicio y zombies’ en su macabra versión de la novela más famosa de Jane Austen. McGuigan ha intentado hacer lo mismo con el clásico de Mary Shelley pero, en mi opinión, no con el mismo éxito. Si tuviera que resumir ‘Victor Frankenstein’ en una sola frase, la definiría como “una película que promete mucho y cumple poco”.

La primera parte de la cinta sí merece la pena, pues en ella profundizamos en el personaje de Igor Strausman (que en realidad no es Igor Strausman, pero eso ya lo veréis) de la mano de un expresivo y sensible Daniel Radcliffe. También me gusta la interpretación de Frankenstein de James McAvoy, que le aporta cierta rebeldía de la que carece en otras versiones del clásico y en el propio libro de Shelley. La película empieza así como una precuela original y divertida, en la que los inicios de la amistad entre el doctor y su ayudante se plantean de una forma diferente, mezclando el terror con el humor ácido.

igor-daniel-radcliffe

Bravo, Daniel, bravo.

Lo que bien comienza, no siempre bien acaba. Esta ‘comedia de terror’ va dejando paso a muchas (¡¡demasiadas!!) escenas de acción que distraen y abruman al espectador, perdiendo profundidad en los personajes y en tramas más interesantes como la relación de los protagonistas o la propia creación del monstruo. Y así es hasta el final, un desenlace un poco insípido y ligeramente abierto. O eso da a entender.

Respondiendo a la pregunta que se plantea en el título, sí, merece la pena ver ‘Victor Frankenstein’. Merece la pena siempre que no tengas nada mejor que hacer, claro.