‘V/H/S’: cuando el terror se rebobina

¿Alguien se acuerda a estas alturas de 2015 de las cintas de vídeo? Yo no puedo evitar recordar las gruesas carátulas de las películas y las cintas de color negro carbón que el aparato reproductor de VHS engullía con ansia. Después, el inquietante sonido del rebobinado, que contribuía a restar mi paciencia. Y, por último, la película apareciendo en pantalla o, mejor dicho, los tráilers.

La cultura VHS y el cine de terror siempre han ido de la mano. Sobre todo, me refiero a las cintas de vídeo caseras y al concepto de película snuff (grabación de asesinatos reales). Son muchos los títulos de terror cuyo argumento gira en torno a las imágenes filmadas en cinta, como ‘The Ring’ (2002), ‘Sinister’ (2012) y, sobre todo, ‘El proyecto de la bruja de Blair’ (1992). El hecho de estar ante imágenes ‘caseras’ aumenta la sensación de realismo y, precisamente por ello, se ha apostado incluso por trilogías y sagas como las cuatro entregas de ‘REC’ y ‘Paranormal Activity’.

Hace unos días tuve el placer de visionar ‘V/H/S – Las Crónicas del miedo’, una producción estadounidense estrenada en 2012 engendrada por varios directores del género de terror como  Adam Wingard (‘You’re next’, 2011) o Ti West (‘The house of the devil’, 2009). En sus dos horas de metraje conviven dispares subgéneros de terror como el slasher, fantasmas y exorcismos, diferentes historias que comparten canal: todas son narradas a través de cintas VHS.

La película comienza presentando a un grupo de matones que invierten su tiempo en destrozar mobiliario urbano y a acosar a chicas mientras lo filman todo para ganar dinero a costa de ello. Un excéntrico caballero contacta con uno de los gamberros y le pide que consiga una cinta que contiene imágenes terribles, pero cuando el grupo acude a la casa en la que se encuentra dicha cinta, descubre la existencia de no una, sino de varias cintas malditas que albergan macabras historias.

pelicula vhs gif 2

Exactamente, son cinco videorrelatos distintos los que articulan ‘V/H/S’ y, si tuviera que elegir el mejor de ellos, creo que me quedaría con la primera de las cintas, Amateur Night. Unos tipos fiesteros creen estar disfrutando de la mejor noche de sus vidas: chicas, alcohol, sexo… Para más inri, uno de ellos lo está grabando todo con unas gafas con cámara incorporada, pero este objetivo escondido presenciará también como su alocada fiesta se transforma en una sangrienta pesadilla.

pelicula vhs gif

No obstante, el resto de cintas tampoco se quedan atrás en cuanto a calidad y horror. Tenemos una pareja que disfruta de su luna de miel en Arizona, aunque hay alguien que les vigila mientras duermen. Otra de las cintas relata el viaje de un grupo de amigos en un siniestro bosque en el que tuvieron lugar perversos crímenes. Internet también tiene su lugar en esta antología de terror con un brillante corto sobre relaciones a distancia, webcams y extrañas criaturas que acechan en la noche. La última cinta versa sobre una casa encantada en la que se adentran unos chicos en Halloween y, lo más sorprendente de esta historia, es su impactante desenlace.

Vais a pasar miedo y vais a disfrutar. Al estar fragmentada en cinco historias, la película se hace corta y os quedaréis con ganas de más. Por suerte, hay dos entregas más: ‘V/H/S 2’ (2013) y `V/H/S: Viral’ (2014). Yo pienso verlas muy pronto. ¿Os atrevéis vosotros?

Anuncios

Ryan Gosling, el rey de lo macabro en ‘Lost River’

Fuego. Sangre. Música. Erotismo.

Desde que le vi en ‘Murder by numbers’, Ryan Gosling me enamoró como actor. En realidad lo conocí en ‘Young Hercules’, pero aunque estuve bastante enganchada a la serie, su corte de pelo era imperdonable. Sea como sea, Ryan Gosling me gusta, como podéis comprobar. Y no solo me refiero al Gosling de ‘El diario de Noa’ (que sí, por supuesto que es adorable), sino a los Goslings de ‘Drive’, ‘Blue Valentine’ y ‘Lars and the real girl’. A lo largo de su carrera como actor, el canadiense ha demostrado su talento y buen gusto aceptando papeles cada vez más complicados e atrayentes. Por eso, me interesó mucho conocer también su faceta como director, que dio comienzo el año pasado con el estreno de ‘Lost River’. Creo que soy de las pocas a las que le gusta también el Gosling director, tal y como demuestran las duras críticas que ha recibido desde su debut en Cannes, pero no me importa. ‘Lost River’ me ha sorprendido para bien y, aunque no es una película de terror, quería recomendarla en este blog por la exaltación de lo macabro que hay en ella. La película es una delicia visual (¿He sonado muy repelente?) y tiene escenas de lo más creepy. La muerte es hasta erótica gracias a Gosling. Vedla y ya me contaréis.

No voy a enumerar razones por las que merece la pena dar una oportunidad a Ryan Gosling en el ámbito de la dirección. Las imágenes hablan por sí solas.

Eva Mendes hace sexy lo gore.

           Eva Mendes hace sexy lo gore.

Este personaje os va a dar más miedo que Freddy Krueger.

Este personaje os va a dar más miedo que Freddy Krueger. Y su chaqueta, más.

Ojo a esta escena.

                                  Ojo a esta escena.

Y a esta.

                                      Y a esta.

'Lost River' no es tu peli si padeces pirofobia.

‘Lost River’ no es tu peli si padeces pirofobia.

Pero sí lo es si te gustan los lugares tétricos.

         Pero sí lo es si te gustan los lugares tétricos.

Disfrutadla. Y la BSO con voz de Saoirse Ronan, también.

12 películas de terror para no dormir

“Y cuando la noche se cernió sobre él, los espíritus se apoderaron de su alma virgen…”.

Así es la noche: oscura, tétrica, misteriosa, siniestra… Como demuestra la anterior frase proveniente de un célebre autor (en realidad, me la acabo de inventar), siempre hay un halo de misterio que envuelve a las noches, una sensación de misticismo que se ve acrecentada si elegimos estas horas para, en vez de dormir, ver pelis de terror. Lo cierto es que en un primer momento, había pensado titular este post tal que así “Las 12 mejores películas de terror”. Pero claro, es muy difícil elegir las mejores pelis de terror de la Historia y, además, me guiaría por un criterio totalmente subjetivo. Así que como yo sola no puedo decidir el ranking de las producciones cinematográficas más terroríficas, digamos que simplemente os diré cuáles son las cintas más escalofriantes para vivir una noche de miedo. Literalmente. Ahí va mi lista, amigos (podéis apoyarme o rebatirme en los comentarios).

Bonus: 13. El exorcista

el exorcista

Vamos a comenzar la lista con un regalo: una película más (y así suman 13… qué miedo, ¿eh?). Y no podía ser otra que El exorcista, un título imprescindible para todos los amantes del género de terror. Cuando dicen que “ya no se hacen pelis de terror como las de antes”, se refieren a que es muy difícil conseguir el impacto que supuso la famosa película de Peter Blatty. Ya no solo es el argumento, que sentó la base de las películas de exorcismos y niñas poseídas por el demonio, sino la genial caracterización de Linda Blair (la dulce niña que deja de ser tan encantadora a medida que avanza la película), las icónicas escenas (creo que no tengo ni que mencionar la escena en la que la niña baja las escaleras) y la fantástica y escalofriante banda sonora, Tubular Bells de Mike Oldfield.

12. El grito

el grito

Si las niñas poseídas pueden llegar a dar mucho miedo, imaginaos si mezclamos a los niños con la cultura japonesa. El grito es un título esencial en toda noche de terror, tanto la original como su remake estadounidense (aunque es preferible la versión japonesa). Si por algo se caracterizan estas películas es por los sustos y las apariciones imprevistas que harán que desconfíes del mínimo ruido y que vigiléis cada esquina y recoveco.

11. Chucky, el muñeco diabólico

chucky el muñeco diabólico       novia chucky
Nadie en su sano juicio dormiría en una habitación llena de muñecos de ojos saltones de cristal, y gran parte de culpa tienen las películas de Chucky, el muñeco diabólico. Aunque a primera vista pueda parecer bastante irónico e incluso ridículo el hecho de ser atacado por un muñeco que cobra vida y se guía por instintos asesinos, lo cierto es que Chucky es uno de los miedos ocultos de mucha gente. Estas películas hacen reír y temblar a partes iguales (los que van de valientes intentan reírse del “dulce” muñeco, pero son risas nerviosas que suelen esconder auténtico pavor) y son de visionado obligado para los amantes del terror. Os recomiendo especialmente La novia de Chucky, que muestra el lado más tierno y ardiente del temido muñeco, que por fin encuentra una compañera diabólica con la que sembrar el terror.

10. Vampiros (de Carpenter)

Vampiros de los de antaño.

Vampiros de los de antaño.

Hubo un tiempo en el que los vampiros no brillaban ni se apellidaban Cullen. A los que le gusten esos vampiros de piel pálida y larguísimos colmillos, disfrutarán muchísimo con Vampiros de John Carpenter, una película en la que la tensión y la sangre están aseguradas. Si os interesa el tema, os recomiendo su “secuela” (más que una secuela es una historia alternativa también de cazadores de vampiros), que también está dirigida por el genial Carpenter y, aunque es algo más cutre que la antigua, es una oportunidad única para ver al cantante de rock Jon Bon Jovi aniquilando vampiros acompañado de un cura latino muy sexy (sí, habéis leído bien).

9. Funny Games

funny games

Vampiros, zombies, niñas poseídas… sin duda son piezas clave de nuestro imaginario de terror, pero no las únicas posibilidades. Si lo que queréis sentir es angustia, tenéis que ver Funny Games de Michael Haneke, película que narra la historia de dos jóvenes algo chiflados que acuden a saludar a sus vecinos y acaban arrastrándolos hacia una pesadilla sin igual. Algunas razones para ver esta cinta son su belleza estética, las macabras ocurrencias de los protagonistas, Naomi Watts (que encarna a la madre de la familia contra la que los dos muchachos vuelcan su ira y maldad) y Michael Pitt (da vida a uno de los jóvenes y lo cierto es que el papel de psicópata le va como anillo al dedo). Esta película de 2007 es una adaptación de la versión austríaca del 97, también dirigida por Haneke, aunque no puedo opinar acerca de ella porque todavía no he tenido el placer de verla.

8. Hostel

hostel
Esta producción de Eli Roth, que ha contado con la ayuda del genial Tarantino, fue censurada en varios países por su alto contenido en violencia. El argumento es sencillo: hay gente tan asquerosamente rica que no sabe qué hacer con su dinero, por lo que muchos optan por gastarlo en vivir emociones fuertes. Una de esas emociones es matar. Sí, gente que paga para matar a otra gente, que es capturada y se ve sometida a todo tipo de torturas por parte de estos siniestros ricos. Esta es una de mis películas favoritas y creo que los amantes del gore disfrutaréis mucho tanto con la primera parte como con las dos siguientes. Quién no pasa miedo es porque no quiere…

7. Km 666

km 666 peli terror

Seguro que muchos de vosotros habéis visto esta peli porque la han emitido en la tele unas cien veces como mínimo. Sin embargo, esto no quiere decir que no sea una buena película y, de hecho, a mí es una de las que más miedo me da. Imaginaos perderos en un frondoso bosque y descubrir que no estáis solos. Imaginaos que unos extraños seres de rostros despedazados y hambrientos de carne humana os vigilan. Esto es lo que les sucede a los protagonistas de la película, que se ven envueltos en una espeluznante persecución por parte de estos siniestros “guardianes del bosque”.

6. Las colinas tienen ojos

las colinas tienen ojos

Y si hablamos de criaturas extrañas y deformadas, las de Las colinas tienen ojos se llevan el primer premio. Tanto la peli del 77 como su (genial) adaptación de 2006 son muy buenas y nos regalan escenas de lo más escalofriantes. Sufriréis, y mucho.

5. La matanza de Texas

la matanza de texas

Llegamos al ‘Top 5’ con un clásico: La matanza de Texas. Recientemente ha fallecido Marilyn Burns, la actriz que encarnó a la única superviviente de “la matanza” de la famosa cinta de 1974. Si queréis terror en estado puro, esta es vuestra película, de la que también hay una adaptación moderna (de 2003) que no defrauda, aunque obviamente no consigue igualar a la obra original. Os recomiendo especialmente la segunda parte, en la que destaca un genial Dennis Hopper por el que siento predilección. Ah, y lo más terrorífico de todo es que esta mítica película está ¡basada en hechos reales! Y es que hubo un asesino en Estados Unidos llamado Ed Gein que se dedicó a saquear tumbas y asesinar a personas para fabricar muebles, herramientas e incluso para practicar el canibalismo (aunque esto último nunca fue admitido por él).

4. Pesadilla en Elm Street

Freddy, ídolo.

Freddy, ídolo.

Todos tenemos un personaje de terror favorito y el mío es Freddy Krueger. No sé si es por su tétrico rostro quemado, por las cuchillas de sus dedos o porque tiene la manía de aparecer cuando estamos dormidos, pero para mí Freddy es una de las mejores creaciones del género de terror. De todos los títulos de Pesadilla en Elm Street me quedo con la primera parte (sí, en la que sale un jovencísimo Johnny Depp), aunque en general todas son muy buenas y tienen escenas que quedan grabadas en la memoria. Eso sí, no me gustan nada ni Pesadilla en Elm Street (El Origen), una edulcorada producción de 2010, ni Freddy contra Jason (no es que me parezca mala idea juntar a estos dos geniales personajes, pero creo que la película no está muy bien hecha y tiene detalles que resultan hasta cutres).

3. The Ring

the ring
Naomi Watts vuelve a aparecer en esta lista gracias a su genial interpretación en The Ring, una película que me impactó mucho cuando la vi por su inquietante “terror psicológico” y, como no, por inolvidables (y horripilantes) escenas como la de la famosa niña de enredada melena que traspasa la pantalla del televisor. ¿Nos pasará algo parecido cuando estemos viendo la peli? P.D: Esta peli está basada en una homónima japonesa que tengo pendiente desde hace mucho tiempo. No sé cuál será mejor de las dos, pero os puedo decir que la versión americana no defrauda y que nunca me cansaré de verla.

2. El resplandor

el resplandor

Es una de las joyas de la Historia del cine, una película de culto que no pasa ni pasará nunca de moda: El resplandor. El argumento es sencillo (Jack Torrance llega con su familia a un apartado hotel para trabajar en él y, a medida que transcurre el invierno, la soledad y las inquietantes historias sobre el lugar le provocan serios trastornos de personalidad), pero las interpretaciones y los detalles de la película no son tan fáciles de ver. Stanley Kubrick es todo un maestro del doble sentido y consigue utilizar el terror para camuflar mensajes sobre el racismo, el colonialismo e incluso el Holocausto (en este documental lo explican muy, muy bien). Además, esta obra nos muestra la mejor interpretación de Jack Nicholson e imágenes famosísimas como la de las gemelas en el pasillo.

1. SAW

saw

Y por fin llega… ¡el primer puesto! Cualquiera que me conoce ya sabría de antemano mi elección: SAW. Soy consciente de que muchos no estaréis de acuerdo y que, incluso, pensaréis que SAW más que una peli de terror es gore, pero para mí es toda una innovación cinematográfica que han sabido explotar durante, nada más y nada menos, que ocho películas. Las torturas (o “juegos”) que aparecen se van superando en cada entrega, en las que van apareciendo personajes nuevos que se mezclan con los fijos, como el protagonista, Jigsaw “El asesino del puzzle”. Además de esta mezcla de suspense y terror psicológico con las macabras escenas de las torturas, la saga SAW cuenta con otros puntos fuertes como su genial banda sonora, de la que ya hablamos en el post El éxito de SAWAunque todas son geniales, yo me quedo con la primera parte y su sorprendente final.

Halloween en casa.

Halloween, Halloween, Halloween… Halloween ya está aquí.
Aunque muchas veces celebrar esta fiesta de origen celta e importada de Estados Unidos es criticado (el típico argumento de “Halloween no es español. ¿Acaso celebran los estadounidenses la Virgen del Pilar?”), siempre nos hace bastante ilusión que llegue el día. Queráis que no, nos parece curioso ver los disfraces de la gente (que si al guapo de clase le sienta muy bien el disfraz de vampiro, que si el disfraz de calabaza de mi vecina parece de naranja, que si yo hubiera ido mucho más guapo/a…) y de los famosos (os dejo AQUÍ un artículo sobre los famosos más implicados con la fiesta de los muertos). También nos solemos divertir poniendo calabazas, murciélagos y fantasmitas en el nick del Messenger (¿¿Messenger?? Uy, en 2012… quería decir Whats App) y tuiteando cosas desde curiosas hasta chorras sobre esta terrorífica celebración. Sea como sea, Halloween se hace querer y solemos sentir algo especial cuando llega el día. Y es que en el fondo todos estamos sedientos de terror…

– Si no pido caramelos, ¿qué hago?
Aunque a más de uno nos gustaría, ya no estamos en edad de pasearnos por el vecindario con nuestra bolsita en forma de calavera en busca de caramelos, chocolate o una propinilla. Ya no podemos decir “¿Truco o trato?” con voz angelical para engatusar a esa vecina anciana que siente debilidad por los niños. Pero… lo que sí podemos es divertirnos.

Seguramente todos soñemos con vivir una fiesta de Halloween del rollo casa decorada, música rock a tope y vampiros/as sexys por doquier. Sí, la típica fiesta universitaria en la que emborracharnos con ponche rojo y aprovechar que estamos camuflados bajo una sábana blanca para ligar. Pero, si eso no es posible, hay otras alternativas. Y aunque ni siquiera salgas de casa a ni vayas las típicas discotecas “Si pasas por la lista de Pepito y te disfrazas, entras gratis hasta la 1:00h”, puedes pasártelo bien. Veamos las alternativas…

1) Pelis de miedo que nunca fallan.
El cine, nuestro gran salvador. El cine, principal arma contra el aburrimiento. Además de ver el típico maratón de pelis de terror que echan en la tele, puedes buscar tú mismo películas que han pasado a la historia por hacer temblar al personal.
Como lo clásico nunca falla, no me cansaré de recomendar “El exorcista” (reconócelo: te sigue dando miedo cuando la cabeza de la niña empieza a dar vueltas), cualquiera de Freddy Krueger (su cara quemada… aaahhg) o “Drácula” (la más vintage de todas, pero mítica).
Si prefieres el cine más moderno y gore, haz un repaso por la saga SAWo sufre con la niña de “The ring”.
Y si en vez de pasar miedo quieres vomitar arco iris… nada mejor que los vampiros y hombres lobo de la saga Crepúsculo.

2) Un buen libro, un buen escalofrío.
Aunque quizá suene freak, quedarse en casa leyendo un buen libro junto al calor de la chimenea (o radiador) es bastante atractivo. Jamás me cansaré de recomendar las Leyendas de Bécquer, ya que en cuestión de literatura no hay nada mejor que los clásicos. Por eso mismo, la novela Frankenstein de Mary Shelley también es una buena opción, ya que además de inspirar pavor contiene reflexiones psicológicas.
Por supuesto, Hitchcock y Stephen King son dos genios de este género, aunque autores más desconocidos como Joe Hill nos pueden sorprender.
Por último, hay un escritor muy bueno “made in Spain” que narra horripilantes historias de zombies: Víctor Blázquez. En su web puedes leer ( Free !!!! ) los cuatro primeros capítulos de su aclamado libro “El cuarto jinete”).

3) Mmm.. delicious!
Sí, ¿por qué en vez de mancharnos de sangre no nos manchamos de harina?
Estéis o no acostumbrados a cocinar, invitad a vuestro mejor amigo a casa (o mismamente con tu hermano pequeño, que le hará ilusión) y seguid o cread alguna receta terrorífica (¿qué mejor manera de acompañar la película en el sofá?). En Internet podéis encontrar muchas recetas, aunque os dejo este post que contiene platos escalofriantes muy, muy fáciles de hacer (prometido).

4) Órgano y violines.
Nos encanta la música. Nosotros mismos reconocemos que no podríamos vivir sin ella. Por ello… ¿qué mejor manera que disfrutar de Halloween a través de canciones y videoclips? Aquí una pequeña recopilación.

5) Escribid y compartid.
¿No os sucede que a veces os hartáis de que las series/películas repitan siempre los mismos topicazos de Halloween? Si es así… ¿por qué no escribís un pequeño relato? Imaginad, soñad y cread una historia. Y después de tener la pesadilla hecha papel, ¿por qué no la compartís con la gente? Seguro que le gusta a alguien y eso haga que algún día seáis pequeños Stephen Kings…

Además de esto, también podemos leer y ver documentales sobre pueblos fantasmas, espíritus y misterios de resolver. También podemos, pincel y ceras en mano, crear fáciles adornos para tu habitación. Podemos, incluso, mirar tutoriales en Youtube para maquillarnos y tener una apariencia terrorífica (más que cuando nos levantamos). Pero, sea como sea, si queremos, no nos aburriremos en Halloween (ni aunque lo pasemos en Home, sweet homre).

Happy Halloween !!

Imagen

Fotografía de Hanna Horwarth.