¿Por qué mis series favoritas son de terror?

Me he percatado de algo: la mayoría de series que sigo son de terror. Es algo que no puedo evitar. Donde esté un buen drama macabro o una comedia terrorífica, que se quite todo lo demás. Así que, sin más dilación, os dejo algunas recomendaciones especialmente dedicada a los seriéfilos amantes del género de terror:

1. The Walking Dead (AMC)
Sí, soy consciente de que ‘The Walking Dead’ es un producto de masas, una serie seguida por millones de espectadores como, por ejemplo, ‘Juego de Tronos’. Aun así, yo no me cansaré nunca de recomendarla a todos aquellos que, por increíble que parezca, todavía no han visto ni un solo capítulo. A lo largo de sus 7 temporadas, ‘The Walking Dead’ ha sabido renovarse y no perder el ritmo, fidelizando a una audiencia que sigue la serie no solo por sus genialmente caracterizados zombies, sino por unos personajes con los que es fácil empatizar y a los que duele mucho verles morir en pantalla.

personajes-the-walking-dead-series-terror

2. Penny Dreadful (HBO)
Amo esta serie porque ha sacado de los libros clásicos de terror a personajes como Drácula, Frankenstein o Dorian Gray para protagonizar una trama gótica de lo más emocionante. La serie recrea a la perfección el Londres más tenebroso del siglo XIX, todo ello con un reparto estelar claramente dominado por la gran Eva Green.

penny dreadful-series-de-terror

3. Scream Queens (FOX)
Reconozco que a veces me pongo muy pesada con esta serie, pero es que no me puede gustar más. Para mí es de las mejores comedias de los últimos años y un genial homenaje al género slasher. Tiene un regusto noventero afrodisíaco y cuenta con actores míticos como Jamie Lee Curtis o John Stamos. Si queréis saber más sobre la serie protagonizada por las insoportablemente divertidas Channels (Emma Roberts, Abigail Breslin y Billie Lourd), aquí podéis leer más.

scream-queens-series-de-terror

4. Bates Motel (Universal)
Quién tras ver ‘Psicosis’, una de las películas más famosas de Alfred Hitchcock, sintiera curiosidad de saber más sobre la relación entre Norman Bates y su madre, esta es su serie. ‘Bates Motel’ es una precuela del clásico de Hitchcock ambientada en la actualidad, pero plagada de guiños a los años 60. También os he hablado antes de ella por aquí.

bates-motel-series-de-terror-recomendaciones

5. Stranger Things (Netflix)
Había pensado en reservar mi quinto puesto de series a ‘Hannibal’ o a ‘American Horror Story’, pero creo que el fenómeno ‘Stranger Things’ debía tener su lugar en esta lista. Es cierto que es más una serie de ciencia ficción que de terror, pero en ella abundan referencias a iconos del cine de horror como ‘Alien’ o ‘Jaws’. A todo esto hay que sumar su tétrica estética y su macabro monstruo protagonista, el Demogorgon.

stranger-things-joyce-series-de-terror

Espero que os haya gustado este repaso por mis series de terror favoritas. ¿Me recomendáis alguna más?

P.D: Sé de una serie que posiblemente ocupe un lugar en futuras listas y, por supuesto, en mi corazón. Se trata de ‘Santa Clarita Diet’, la última apuesta de Netflix que podremos ver a partir de febrero. Ya os contaré, amigos.

Anuncios

¿Qué es el género grindhouse?

Uno de los espacios más apasionantes del cine de terror es el género grindhouse. Surgido alrededor de los años 70 en Estados Unidos, el cine grindhouse narra sus historias de una forma muy sangrienta. Y es que los temas que trata no son muy complejos que digamos, destacando tramas como el canibalismo, el sexo y el subgénero Z.

En las películas grindhouse, en su gran mayoría producciones de bajo presupuesto, podemos ver zombies y otros monstruos, además de tramas propias del cine slasher. El sexploitation también es muy recurrente, es decir, mezclar violencia, sadismo y sexo en películas muy gráficas e impactantes. Además, era común en los cines y teatros proyectar varias cintas de este género en una única sesión y a precios muy bajos. Esto es lo que hicieron Robert Rodríguez y Tarantino con sus respectivas obras ‘Planet Terror’ y ‘Death Proof’, dos historias con puntos de unión entre sí que agrupadas se titularon precisamente ‘Grindhouse’, proyectándose en cines de forma conjunta.

planet-terror-grindhouse

‘Planet Terror’, (2007)

El género grindhouse fue toda una revolución en las décadas de los 70 y 80. En contraposición con el cine de directores como Martin Scorsese, Woody Allen y Kubrick, el cine grindhouse producía películas de fácil visionado y comprensión, creadas simplemente para el disfrute (o para el horror) del espectador. Sin embargo, eso no quiere decir necesariamente que se trate de un género de mala calidad. Económicamente hablando, es fácil hacer este tipo de películas, lo que precisamente supuso un trampolín para directores que no contaban con demasiado presupuesto. Lo que no es sencillo es saber cómo combinar los distintos atributos de este género (violencia, sexo, terror, fantasía, etc.), aderezando esta este cóctel con una buena dosis de humor negro.

death-proof-grindhouse-tarantino

Erotismo tarantiniano en ‘Death Proof’ (2007)


“Cualquiera puede hacer cine grindhouse, pero no cualquiera puede hacerlo bien”
. Así resumiría la esencia de este tipo de cine no apto para estómagos delicados. Entre los que sí lo hicieron bien porque sus películas se han convertido en obras de culto, está el (para mí, infravalorado) Ed Wood con ‘Plan 9 del espacio exterior’ (1959), el gran Wes Craven con ‘La última casa a la izquierda’ (1972) y hasta el mismísimo Peter Jackson, del que nadie habría pensado que haría trilogías como ‘El señor de los anillos’ tras ver su ópera prima, ‘Bad Taste’ (1987).

A estos clásicos se suma el ya citado proyecto de Robert Rodríguez y Quentin Tarantino, ‘Grindhouse’ (2007), todo un homenaje al mundo del terror y, más concretamente, a las producciones de serie B que hacían temblar y reír a partes iguales. Mientras que Tarantino se ocupó del guion de ‘Death Proof’, más cercana al slasher, Rodríguez optó por la vertiente más extravagante, alienígena y explícita con ‘Planet Terror’. Las tramas están relacionadas y tienen personajes en común. Además, un detalle curioso es que el propio Tarantino aparece como actor en ambas películas, aunque en este caso interpretando a personajes diferentes. Pero, de lo que no cabe duda es de que juntas forman un tándem explosivo que pocos cinéfilos han conseguido olvidar.

grindhouse-cartel-tarantino-robert-rodriguez

Cartel de presentación de ‘Grindhouse’ (2007)

 

¿Merece la pena ver ‘Victor Frankenstein’?

Hacer una película sobre una historia tan conocida como la del monstruo de Frankenstein no es tarea fácil. Por eso, sentía mucha curiosidad por ‘Victor Frankenstein’ de Paul McGuigan, precuela en la que el doctor Frankenstein y su ayudante Igor son interpretados por dos de mis actores favoritos, James McAvoy y Daniel Radcliffe.

victor-frankenstein-radcliffe-mcavoy

Está bien arriesgar y eso es algo demostró Burr Steers con ‘Orgullo, prejuicio y zombies’ en su macabra versión de la novela más famosa de Jane Austen. McGuigan ha intentado hacer lo mismo con el clásico de Mary Shelley pero, en mi opinión, no con el mismo éxito. Si tuviera que resumir ‘Victor Frankenstein’ en una sola frase, la definiría como “una película que promete mucho y cumple poco”.

La primera parte de la cinta sí merece la pena, pues en ella profundizamos en el personaje de Igor Strausman (que en realidad no es Igor Strausman, pero eso ya lo veréis) de la mano de un expresivo y sensible Daniel Radcliffe. También me gusta la interpretación de Frankenstein de James McAvoy, que le aporta cierta rebeldía de la que carece en otras versiones del clásico y en el propio libro de Shelley. La película empieza así como una precuela original y divertida, en la que los inicios de la amistad entre el doctor y su ayudante se plantean de una forma diferente, mezclando el terror con el humor ácido.

igor-daniel-radcliffe

Bravo, Daniel, bravo.

Lo que bien comienza, no siempre bien acaba. Esta ‘comedia de terror’ va dejando paso a muchas (¡¡demasiadas!!) escenas de acción que distraen y abruman al espectador, perdiendo profundidad en los personajes y en tramas más interesantes como la relación de los protagonistas o la propia creación del monstruo. Y así es hasta el final, un desenlace un poco insípido y ligeramente abierto. O eso da a entender.

Respondiendo a la pregunta que se plantea en el título, sí, merece la pena ver ‘Victor Frankenstein’. Merece la pena siempre que no tengas nada mejor que hacer, claro.

¿Qué pensaría Jane Austen de ‘Orgullo, prejuicio y zombis’?

Si Jane Austen levantara la cabeza y pudiera ver ‘Orgullo, prejuicio y zombis’, la excéntrica versión cinematográfica de su obra cumbre, ‘Orgullo y prejuicio’, se daría un susto de muerte. Y es que Burr Steers, el director y guionista de la película, ha roto todos los esquemas del clásico de Austen.

orgullo prejuicio y zombis

Por supuesto, hay muchas cosas que se mantienen invariables. Jane Austen vería a una Elizabeth Bennet interpretada por Lily James (‘Cenicienta’, ‘Downtown Abbey’) con el mismo carácter tozudo y escéptico que la protagonista de su libro. La soberbia de Mr. Darcy, al que da vida Sam Riley (‘On the road’, ‘Maléfica’), también se conserva en el filme. Incluso, Austen sería testigo de los estereotipos con los que cargaban las mujeres del siglo XIX, cuya máxima aspiración debía consistir en ser bellas, delicadas y encontrar un marido rico y con renombre que las mantuviera.

Darcy y Elizabeth en Orgullo, prejuicio y zombis

No obstante, la novelista también contemplaría sangre, vísceras y cerebros humanos. En ‘Orgullo, prejuicio y zombis’, una plaga de muertos vivientes invade el mundo y causa el caos en la apacible población inglesa de Meryton. Las tranquilas tardes de té y partidas de naipes se ven interrumpidas por estos pecualiares zombies (ya veréis por qué son peculiares, ya…) al que las damas y caballeros británicos hacen frente con dagas, sables y llaves de karate.

hermanas bennet en Orgullo y prejuicio y zombis

En definitiva, Jane Austen vería una película que, no os voy a engañar, es demasiado surrealista, pero tiene los sustos y puntos necesarios para entretener y acercarnos a una de las mayores obras de la literatura inglesa desde el punto de vista más creepy. Se escandalizaría, sí, pero seguro que también se alegraría de ver hasta dónde ha llegado la influencia de su novela. Y, desde el momento en que la viera, empezaría a devorar todas las temporadas de ‘The Walking Dead’. Seguro.

‘V/H/S’: cuando el terror se rebobina

¿Alguien se acuerda a estas alturas de 2015 de las cintas de vídeo? Yo no puedo evitar recordar las gruesas carátulas de las películas y las cintas de color negro carbón que el aparato reproductor de VHS engullía con ansia. Después, el inquietante sonido del rebobinado, que contribuía a restar mi paciencia. Y, por último, la película apareciendo en pantalla o, mejor dicho, los tráilers.

La cultura VHS y el cine de terror siempre han ido de la mano. Sobre todo, me refiero a las cintas de vídeo caseras y al concepto de película snuff (grabación de asesinatos reales). Son muchos los títulos de terror cuyo argumento gira en torno a las imágenes filmadas en cinta, como ‘The Ring’ (2002), ‘Sinister’ (2012) y, sobre todo, ‘El proyecto de la bruja de Blair’ (1992). El hecho de estar ante imágenes ‘caseras’ aumenta la sensación de realismo y, precisamente por ello, se ha apostado incluso por trilogías y sagas como las cuatro entregas de ‘REC’ y ‘Paranormal Activity’.

Hace unos días tuve el placer de visionar ‘V/H/S – Las Crónicas del miedo’, una producción estadounidense estrenada en 2012 engendrada por varios directores del género de terror como  Adam Wingard (‘You’re next’, 2011) o Ti West (‘The house of the devil’, 2009). En sus dos horas de metraje conviven dispares subgéneros de terror como el slasher, fantasmas y exorcismos, diferentes historias que comparten canal: todas son narradas a través de cintas VHS.

La película comienza presentando a un grupo de matones que invierten su tiempo en destrozar mobiliario urbano y a acosar a chicas mientras lo filman todo para ganar dinero a costa de ello. Un excéntrico caballero contacta con uno de los gamberros y le pide que consiga una cinta que contiene imágenes terribles, pero cuando el grupo acude a la casa en la que se encuentra dicha cinta, descubre la existencia de no una, sino de varias cintas malditas que albergan macabras historias.

pelicula vhs gif 2

Exactamente, son cinco videorrelatos distintos los que articulan ‘V/H/S’ y, si tuviera que elegir el mejor de ellos, creo que me quedaría con la primera de las cintas, Amateur Night. Unos tipos fiesteros creen estar disfrutando de la mejor noche de sus vidas: chicas, alcohol, sexo… Para más inri, uno de ellos lo está grabando todo con unas gafas con cámara incorporada, pero este objetivo escondido presenciará también como su alocada fiesta se transforma en una sangrienta pesadilla.

pelicula vhs gif

No obstante, el resto de cintas tampoco se quedan atrás en cuanto a calidad y horror. Tenemos una pareja que disfruta de su luna de miel en Arizona, aunque hay alguien que les vigila mientras duermen. Otra de las cintas relata el viaje de un grupo de amigos en un siniestro bosque en el que tuvieron lugar perversos crímenes. Internet también tiene su lugar en esta antología de terror con un brillante corto sobre relaciones a distancia, webcams y extrañas criaturas que acechan en la noche. La última cinta versa sobre una casa encantada en la que se adentran unos chicos en Halloween y, lo más sorprendente de esta historia, es su impactante desenlace.

Vais a pasar miedo y vais a disfrutar. Al estar fragmentada en cinco historias, la película se hace corta y os quedaréis con ganas de más. Por suerte, hay dos entregas más: ‘V/H/S 2’ (2013) y `V/H/S: Viral’ (2014). Yo pienso verlas muy pronto. ¿Os atrevéis vosotros?

‘La cumbre escarlata’, la delicia de los amantes del horror sobrenatural

Guillermo del Toro (‘El laberinto del fauno’, ‘Pacific Rim’) ha regresado pisando fuerte. Con motivo de la Fiesta del Cine y el consecuente abaratamiento de las entradas, he aprovechado hoy para ver la nueva propuesta del director mexicano, ‘La cumbre escarlata’. Creo que han sido 3 euros muy bien gastados y que es una película que os gustará si sentís especial atracción por las pelis de fantasía con toques macabros. Sí, efectivamente, estoy pensando en Tim Burton.

la cumbre escarlata

La trama es sencilla: una joven escritora víctima de una tragedia familiar se enamora de un misterioso noble -pero arruinado- con el que decide casarse y marcharse a vivir a su tétrica mansión, conocida como La cumbre escarlata por el sangriento color que adquiere la nieve al mezclarse con la arcilla de las minas del lugar. Sin embargo, el galán caballero, que no es otro que el guapo actor Tom Hiddleston, no está solo: su inseparable hermana y unos inquilinos un tanto fantasmagóricos campan a sus anchas por la casa de color bermejo.

la cumbre escarlata

Para mí han sido 2 horas de disfrute y algún susto que otro. Aunque la califiquen como película de terror, yo no la incluiría como tal en el género o, al menos, lo haría con ciertos matices. Es una historia de pasión, amor, venganza y el peso del pasado, aunque también hay fantasmas, sustos y un par de escenas un poco gore. A continuación os ofrezco mi breve resumen:

Lo mejor:
– El guion es bastante original y la historia está bien hilada. Son dos horas de metraje que no se hacen nada largas.
– El reparto
 es bueno, sobre todo por Tom Hiddleston y Jessica Chastain. Charlie Hunnam también me ha sorprendido. ¡Qué bien que al final no hiciera de Christian Grey!
– Lo visual. En serio, disfrutaréis como niños de los alucinantes contrastes entre colores y de sangrientas escenas que resultan hasta bellas. Además, detalles como el vestuario están especialmente cuidados.
La película está plagada de referencias literarias, con claras alusiones a obras como ‘Otra vuelta de tuerca’ de Henry James, ‘El fantasma de Canterville’ de Oscar Wilde o la mismísima novela ‘Drácula’. De hecho, la protagonista, Edith (Mia Wasikowska), es un vivo reflejo de Mary Shelley, autora de ‘Frankenstein’.

Lo peor:
– Hay un par de efectos especiales poco pulidos. En la sala de cine se escapó más de una risita al ver el aspecto artificial de uno de los fantasmas.

– A veces se utilizan transiciones entre escenas de lo más cutres, tipo las que incluye el programa Movie Maker. Es una pena que una película tan cuidada estéticamente parezca en algunas ocasiones una presentación de Power Point.
– El doblaje al castellano, aunque me refiero particularmente al personaje de Edith, al que pone voz Michelle Jenner, cuyo tono es demasiado aniñado (y no puedo evitar acordarme de Hermione, lo admito).

la cumbre escarlata jessica chastain

En definitiva, si no sabéis qué ver durante estos días, tirad por el horror de Guillermo del Toro. No creo que os defraude.

‘It Follows’ y el miedo de no estar solo

Que si el cine de terror siempre es igual, que si ya no se hacen películas como las de antes, que si el género está sobrevalorado… Estas son solo algunas de las frases que los amantes del terror nos vemos obligados a escuchar cada día. Bien es cierto que estoy en parte de acuerdo con que el cine de terror clásico es inigualable y que, actualmente, se abusa de temas demasiado recurrentes como los exorcismos y casas invadidas de espíritus que enloquecen a los mediums. Aun así, y como ya he dicho en otras ocasiones, el cine de terror es un género bastante incomprendido e infravalorado y, quién dice que no tiene sustancia (que no tiene ‘chicha’, vamos), no ha visto demasiadas buenas pelis. En los últimos años, las películas de este género se están reinventando, sobre todo en su variante más indie. Se ha empezado a apostar por el miedo más psicológico, ese que hace temblar el cuerpo, las entrañas y hasta el alma.

Hay propuestas bastante originales como las entregas de ‘The Purge’ (de las que también hemos hablado aquí), que explotan el lado más diabólico y grotesco del acto de matar, confluyendo los intereses de un Estado que quiere “limpiar” el país de los estratos más desfavorecidos y el puro disfrute que sienten algunas personas al acabar con la vida de alguien.

Justamente ayer tuve el placer de ver por primera vez ‘It Follows’, la película con la que el joven director David Robert Mitchell consiguió ser aclamado por la crítica en el Festival de Cannes de 2014. Lejos de todos los típicos de algunas producciones del género, ‘It Follows’ apuesta por el terror más psicológico y real. Y es que… ¿quién no ha tenido la sensación de ser seguido u observado por la calle? Esto es precisamente lo que le sucede a Jay, la protagonista, víctima de una maldición que ha llegado a ella de la forma más sorprendente: mediante el sexo. Pero esta analogía con las enfermedades de transmisión sexual va mucho más allá, ya que todo aquel que sufra esta maldición será presa de un horrible y mortal destino si no se la transmite pronto a otra persona.

it follows pelicula

Las escenas de muerte, sufrimiento y sangre son escasas y poco explícitas, pero no son necesarias. La clave está en la tensión de saberse observado, de sentir una presencia que solo tú puedes ver anhelando tu cuerpo. Es precisamente esta tensión la que consigue que los 100 minutos de la cinta, construida en un ritmo lento, transcurran deprisa. Cada escena y cada detalle visual están cuidados y pulidos al límite al igual que una banda sonora que transporta al espectador a un lugar donde las pesadillas se hacen realidad.

Confiad en mí y disfrutad de ‘It Follows’. Os aseguro que jamás volveréis a dejar de vigilar vuestras espaldas.

it follows anciana instituto

Ryan Gosling, el rey de lo macabro en ‘Lost River’

Fuego. Sangre. Música. Erotismo.

Desde que le vi en ‘Murder by numbers’, Ryan Gosling me enamoró como actor. En realidad lo conocí en ‘Young Hercules’, pero aunque estuve bastante enganchada a la serie, su corte de pelo era imperdonable. Sea como sea, Ryan Gosling me gusta, como podéis comprobar. Y no solo me refiero al Gosling de ‘El diario de Noa’ (que sí, por supuesto que es adorable), sino a los Goslings de ‘Drive’, ‘Blue Valentine’ y ‘Lars and the real girl’. A lo largo de su carrera como actor, el canadiense ha demostrado su talento y buen gusto aceptando papeles cada vez más complicados e atrayentes. Por eso, me interesó mucho conocer también su faceta como director, que dio comienzo el año pasado con el estreno de ‘Lost River’. Creo que soy de las pocas a las que le gusta también el Gosling director, tal y como demuestran las duras críticas que ha recibido desde su debut en Cannes, pero no me importa. ‘Lost River’ me ha sorprendido para bien y, aunque no es una película de terror, quería recomendarla en este blog por la exaltación de lo macabro que hay en ella. La película es una delicia visual (¿He sonado muy repelente?) y tiene escenas de lo más creepy. La muerte es hasta erótica gracias a Gosling. Vedla y ya me contaréis.

No voy a enumerar razones por las que merece la pena dar una oportunidad a Ryan Gosling en el ámbito de la dirección. Las imágenes hablan por sí solas.

Eva Mendes hace sexy lo gore.

           Eva Mendes hace sexy lo gore.

Este personaje os va a dar más miedo que Freddy Krueger.

Este personaje os va a dar más miedo que Freddy Krueger. Y su chaqueta, más.

Ojo a esta escena.

                                  Ojo a esta escena.

Y a esta.

                                      Y a esta.

'Lost River' no es tu peli si padeces pirofobia.

‘Lost River’ no es tu peli si padeces pirofobia.

Pero sí lo es si te gustan los lugares tétricos.

         Pero sí lo es si te gustan los lugares tétricos.

Disfrutadla. Y la BSO con voz de Saoirse Ronan, también.

El slasher, el género más bestia del cine de terror

Hoy he estado dudando entre escribir sobre unicornios o sobre el aroma de las margaritas, pero al final he decidido embarcarme en un post sobre el género slasher, que es un poco más macabro que los unicornios rosas y las flores. El slasher es un subgénero del cine de terror que tuvo su edad dorada a principios de los 80 para después revivir en la década de los 90. Pero, ¿cuáles son sus características? ¿Es fácil reconocer una película de cine slasher?

Es absolutamente necesaria la presencia de un psicópata en las películas slasher. Sí, él es el malo de la historia.

Las víctimas del psicópata son adolescentes. Y es que nada resulta más irresistible para el villano en cuestión que un grupo de teenagers que campan a sus anchas y suelen coquetear con las drogas y el sexo.

– Es muy frecuente que el asesino cometa sus salvajes crímenes a modo de venganza por una humillación recibida en el pasado.

– También suele cumplirse el elemento “final girl”: un personaje femenino que sobrevive hasta el final de la película, momento en el que es perseguida sin descanso por el asesino hasta que consigue derrotarle o, al menos, escapar de él.

– Normalmente, las películas slasher suelen tener varias secuelas debido a su éxito. Es decir, estamos hablando de sagas compuestas por varias entregas.

Seguramente ya se os vienen a la cabeza varios títulos que se integran en este género, pero hay que saber que la película que lo empezó todo fue ‘Halloween’ (1978) de John Carpenter, aunque se vio claramente influenciada por otros films como ‘La matanza de Texas’ (1974) e incluso por ‘Psicosis’ (1960), la joya de la corona de Hitchcock.

la matanza de texas slasher

No quisiera estar en su piel (‘La matanza de Texas’)

Como ya he adelantado, el cine slasher vivió su época de esplendor entre finales de los 70 y principios de los 80. Y es que en esta etapa nacieron producciones como ‘Viernes 13’ (1980) y la mítica ‘Pesadilla en Elm Street’ (1984), que alcanzó el éxito al incorporar al psicópata elementos fantásticos como el poder de introducirse en los sueños de sus víctimas.

freddy krueger slasher

No hay villano más cool que Fredy Krueger (‘Pesadilla en Elm Street’)

En los 90 resurgió la popularidad del género y su artífice fue el director Wes Craven, que ya había triunfado con ‘Pesadilla en Elm Street’ y regresaba con fuerza con ‘Scream’ (1996). Precisamente, ‘Scream’ merece una mención especial en este post, ya que no solo relanzó el cine slasher, sino que mezcla los trágicos asesinatos de Ghostface con una parodia del cine de terror. Las películas de ‘Scream‘ albergan numerosas referencias a otras películas de terror y reproducen algunos tópicos de las mismas. Por ejemplo, el conserje Fred -interpretado por el propio Wes Craven- viste un traje muy similar al de Freddy Krueger en ‘Pesadilla en Elm Street’. Además, también hay otros actores provenientes de míticas películas de terror como Linda Blair, la niña poseída de ‘El exorcista’, que interpreta a la periodista que se acerca a Sidney en la escuela tras ser atacada por el asesino. A ‘Scream’ le siguieron otros títulos reseñables como ‘Sé lo que hicisteis el último verano’ (1997), ‘La casa de los 1.000 cadáveres’ (2003) y ‘Hostel’ (2005).

drew barrymore scream slasher

Ahora que ha llegado el verano, espero poder hacer pronto un maratón de películas slasher. ¿Os animáis? 😉

‘Horns’ o cómo hacer las cosas bien

La primera vez que vi a Daniel Radcliffe en pantalla, yo tenía diez u once años y ya había devorado los libros de ‘Harry Potter’ que se habían publicado hasta entonces. La película, por supuesto, me encantó, y a día de hoy me sigo sabiendo de memoria los diálogos. Los años han pasado y vi crecer literalmente a Daniel a lo largo de toda la saga. Cuando se estrenó la última película y el joven mago -ya no tan joven- se despidió de todos los fans, creí que nunca podría ver a Daniel fuera del papel de Harry. Por supuesto que lo hice y en películas muy diferentes como la romántica ‘Amigos de más’, en la que no me decepcionó en absoluto. Eso sí, siempre tenía en mente una vocecilla que me recordaba que estaba viendo “al chico de Harry Potter”. Esa es la sombra que le ha acompañado durante su carrera como actor, ser visto como “el de Harry Potter”.

Hace unos meses, me enteré de que se había rodado una película sobre uno de mis libros de terror favoritos, ‘Horns’ de Joe Hill. Desde ‘El traje del muerto’, el hijo de Stephen King me atrajo mucho, como ya expliqué en los primeros posts de este blog. Admito que sentí cierta decepción al saber que sería Daniel el que interpretaría a Ig Perrish, el protagonista de ‘Horns’. No es que crea que Daniel sea mal actor, al igual que tampoco pienso eso de Tom Felton o Emma Watson, pero para mí estaba demasiado ligado al rostro de Harry Potter y esa imagen no me casaba nada con el diabólico Iggy. Anoche, por fin, pude ver la película y me di cuenta de lo equivocada que estaba. Elegir a Daniel fue un tremendo acierto.

horns

Pero no fue el único acierto de la película. De hecho, y a pesar de que en toda película siempre se cambian algunas cosas respecto a los libros en los que se basan, la versión cinematográfica de ‘Horns’ ha sido un acierto en sí mismo. Como adaptación es buena y todo aquel que haya leído previamente el libro disfrutará recordando algunos detalles y recreando escenas memorables. Los que, por contra, no hayan leído la novela, se rendirán ante un guion impecable y una película que mezcla el terror con el amor y algunos toques de fantasía. Incluso, hay cabida para algunas escenas gore y de humor negro. La ambientación y la genial banda sonora -siempre es un placer escuchar a David Bowie– harán el resto.