‘La cumbre escarlata’, la delicia de los amantes del horror sobrenatural

Guillermo del Toro (‘El laberinto del fauno’, ‘Pacific Rim’) ha regresado pisando fuerte. Con motivo de la Fiesta del Cine y el consecuente abaratamiento de las entradas, he aprovechado hoy para ver la nueva propuesta del director mexicano, ‘La cumbre escarlata’. Creo que han sido 3 euros muy bien gastados y que es una película que os gustará si sentís especial atracción por las pelis de fantasía con toques macabros. Sí, efectivamente, estoy pensando en Tim Burton.

la cumbre escarlata

La trama es sencilla: una joven escritora víctima de una tragedia familiar se enamora de un misterioso noble -pero arruinado- con el que decide casarse y marcharse a vivir a su tétrica mansión, conocida como La cumbre escarlata por el sangriento color que adquiere la nieve al mezclarse con la arcilla de las minas del lugar. Sin embargo, el galán caballero, que no es otro que el guapo actor Tom Hiddleston, no está solo: su inseparable hermana y unos inquilinos un tanto fantasmagóricos campan a sus anchas por la casa de color bermejo.

la cumbre escarlata

Para mí han sido 2 horas de disfrute y algún susto que otro. Aunque la califiquen como película de terror, yo no la incluiría como tal en el género o, al menos, lo haría con ciertos matices. Es una historia de pasión, amor, venganza y el peso del pasado, aunque también hay fantasmas, sustos y un par de escenas un poco gore. A continuación os ofrezco mi breve resumen:

Lo mejor:
– El guion es bastante original y la historia está bien hilada. Son dos horas de metraje que no se hacen nada largas.
– El reparto
 es bueno, sobre todo por Tom Hiddleston y Jessica Chastain. Charlie Hunnam también me ha sorprendido. ¡Qué bien que al final no hiciera de Christian Grey!
– Lo visual. En serio, disfrutaréis como niños de los alucinantes contrastes entre colores y de sangrientas escenas que resultan hasta bellas. Además, detalles como el vestuario están especialmente cuidados.
La película está plagada de referencias literarias, con claras alusiones a obras como ‘Otra vuelta de tuerca’ de Henry James, ‘El fantasma de Canterville’ de Oscar Wilde o la mismísima novela ‘Drácula’. De hecho, la protagonista, Edith (Mia Wasikowska), es un vivo reflejo de Mary Shelley, autora de ‘Frankenstein’.

Lo peor:
– Hay un par de efectos especiales poco pulidos. En la sala de cine se escapó más de una risita al ver el aspecto artificial de uno de los fantasmas.

– A veces se utilizan transiciones entre escenas de lo más cutres, tipo las que incluye el programa Movie Maker. Es una pena que una película tan cuidada estéticamente parezca en algunas ocasiones una presentación de Power Point.
– El doblaje al castellano, aunque me refiero particularmente al personaje de Edith, al que pone voz Michelle Jenner, cuyo tono es demasiado aniñado (y no puedo evitar acordarme de Hermione, lo admito).

la cumbre escarlata jessica chastain

En definitiva, si no sabéis qué ver durante estos días, tirad por el horror de Guillermo del Toro. No creo que os defraude.

Anuncios

Razones para amar ‘Pesadilla antes de Navidad’

La Navidad es menos Navidad si no echan ‘Love Actually’ en la tele. Nos guste más o nos guste menos, eso es un hecho. Pero, de la misma forma, ¿qué sería de estas fechas tan especiales sin las películas de terror? Aunque no lo parezca, el género de terror está muy unido a la Navidad y son muchas las películas ambientadas en la época más dulce del año. Algunas son realmente macabras como ‘Black Christmas’, una cinta de culto del 74 de la que se hizo un remake en 2006. Otras, en cambio, son más entrañables pero no obvian toques de excentricidad como ‘Pesadilla antes de Navidad’. La que es una de las producciones más famosas de Tim Burton, se ha alzado como una de las obras maestras de Disney. Realmente, no es que pueda considerarse una película de terror, pero es la película de animación más tétrica que se ha hecho y retrata el lado más oscuro de la Navidad. Así que, seamos niños o mayores, no podemos perder la oportunidad de verla una y otra vez.

La peli perfecta si adoráis la Navidad. Reconocedlo, venga. Seguro que muchos de vosotros adoráis decorar la casa, poner la estrella en lo alto del abeto e hincharos a dulces navideños. Por eso, ver esta cinta debe ser una de las obligaciones de cada Navidad. Y es que tiene imágenes preciosas propias de una postal y, además, hay que reconocer que Jack, un esqueleto con espíritu navideño a raudales, pone todo su empeño por mejorar esta celebración, aunque no todo sale como había planeado…

Jack gozando en Christmas Town

Jack gozando en Christmas Town

La peli perfecta si odiáis la Navidad. Oye, pero no todos tenéis por qué ser unos frikis de los jerseys de renos estampados y de los besos bajo el muérdago. Vamos, que puede que seás unos auténticos Grinchs. Y, en ese caso, esta película también es perfecta para vosotros, porque podréis reíros de los deseos frustrados de Jack de poner su granito de arena para que la Navidad sea una celebración mejor y más feliz.

Deleite para la vista. Si os gusta Tim Burton, seguro que una de las razones principales es que os atraen sus dibujos, sus siniestros personajes, su estilo único y cuidado. Jack Skellington se ha convertido en todo un icono de la personalidad burtoniana (y también de la cultura emo, para qué vamos a mentir…), aunque también son muy hipnóticos otros personajes de la cinta como el malvado Oogie Boogie o Zero, el entrañable perrito de Jack. De hecho, la película fue nominada en el 93 a un Óscar por sus efectos visuales.

Selfie halloween-navideño

Selfie halloween-navideño

– All I want for Christmas is… LOVE. En Ciudad Halloween no hay sitio para la Navidad ni para el amor. ¿O sí? Burton ha demostrado que, a pesar de la terrorífica ambientación de sus películas, le gustan las historias de amistad y de amor. El aspecto de Jack puede inspirar miedo, pero en realidad alberga un corazón que anhela amar y ser amado, cuyo deseo se cumple con Sally, una muñeca de trapo de lo más peculiar.

Bonita pareja, ¿eh?

Bonita pareja, ¿eh?

– Una banda sonora de miedo. Otra de las pasiones secretas de Jack Skellington es la música y no son pocas las veces que el gracioso esqueleto canta en la película. ‘¿Qué es?’ es una de las canciones más divertidas, aunque no cabe duda de que la melodía estrella de la cinta es ‘This is Halloween’, que cuenta con varias versiones (como la de Panic at the disco!), aunque las más famosas son las interpretadas por Marilyn Manson y Danny Elfman.

Posts relacionados:

– Así eres según tu peli favorita de Tim Burton
– ¿Por qué nos atrae tanto Tim Burton?
– Tim Burton y Dalí, el universo de los locos

Así eres según tu peli favorita de Tim Burton

Cuando Tim Burton era un niño inadptado, nunca se imaginó que en el futuro su excentricidad le convertiría en uno de los directores más exitosos del cine. Sus producciones son aclamadas por millones de fans, que adoran al singular californiano por muchas razones y consideran arte todo lo que hace. Si tú eres uno de los enamorados del cine de Burton, seguro que tienes una película burtoniana favorita. Es difícil, pero seguramente te decantes por alguna. Y eso, querido amigo, puede decir mucho de ti…

– ‘Eduardo Manostijeras’: el incomprendido
edward scissorhands

Es posiblemente la primera película que se nos viene a la cabeza cuando pensamos en el cine de Tim Burton, todo un icono de la década de los 90 que llevó a Johnny Depp a lo más alto. Si adoras esta película, posiblemente una de las razones sea que te identifiques con el protagonista, Edward (Eduardo) y, por tanto, con el propio Tim Burton. Y es que el director plasma en este personaje la incomprensión y el rechazó que sufrió en su juventud por el simple hecho de ser diferente. Tú te sientes de forma parecida y crees que el mundo es un lugar inhóspito en el que es difícil integrarse y en el que no hay lugar para las personas buenas y generosas como Eduardo por culpa de la intolerancia de las personas. Comprendes al desdichado Eduardo mejor que nadie y tu sí que te dejarías abrazar por él (teniendo cuidado con sus cuchillas, claro está).

– ‘James y el melocotón gigante’: el nostálgico
james
Te resistes a crecer y no hay día en que no añores tu infancia, el aroma de la comida de tu abuela y las peleas de plastilina en el colegio. Por eso, te puedes pasar horas viendo películas infantiles, que en muchas ocasiones te enseñan más sobre la vida que producciones “adultas”. Con ‘James y el melocotón gigante’ consigues olvidarte por un momento de que ya eres mayor y tienes preocupaciones y responsabilidades y creer que todo es posible a bordo de una fruta de grandes dimensiones y acompañado de amigos tan dispares como un saltamontes listillo y una sensual araña.

 ‘La novia cadáver’: el romántico
la novia cadaver
Si Tim Burton te ha robado el corazón con esta película, no cabe duda de que eres un romántico empedernido. Te encantan los romances complicados, los personajes que luchan por la persona amada y la pasión a raudales. ¿Y qué mejor manera de vivir el amor que en el universo tenebroso y mágico del director más excéntrico? Seguro que algún día protagonizas una increíble historia de amor (si es que no la tienes ya), aunque es mejor que tu alma gemela no esté bajo tierra…

 ‘Batman’: el heroico
batman tim burton
Algunas de las películas de la saga del superhéroe más elegante de Gotham City han sido dirigidas por el mismísimo Burton, algo fácilmente identificable por la estética de las producciones. Si lo tuyo es sobrevolar el cielo ataviado con una capa oscura y si para ti no hay mejor Joker que el Jack Nicholson que trabajó a las órdenes de Burton, eres un héroe (o heroína) en toda regla. Eres una persona valiente a la que le gusta pasar a la acción directamente y, aunque en general eres modesto, también te gusta que te reconozcan el mérito y que alimenten un poquito tu ego de héroe.

 ‘Pesadilla antes de Navidad’: el rarito
pesadilla antes de navidad
Admítelo: eres un poco rarito. Eres diferente y estás orgulloso de ello, y no sientes reparo alguno en llevar el rostro de Jack Skellington estampado en carpetas, cuadernos, gorros y camisetas. Adoras lo estrambótico y por eso para ti no hay mezcla más perfecta que la de la blanca y dulce Navidad con el terrorífico Halloween, como sucede en la que es una de las películas más conocidas de Tim Burton. Raro es que no tengas esta canción de tono de llamada del móvil…

 ‘Big Fish’: el sensible
big fish
No cabe duda de que el drama y las grandes historias son lo tuyo. Te gustan los personajes complejos, porque tú eres así, y empatizas rápidamente con las personas. Por eso, en ‘Big Fish’ vives y sufres todo lo que le sucede al protagonista, Edward Bloom, como si te estuviera ocurriendo a ti mismo. Y si hay que derramar alguna lagrimita, lo haces sin despeinarte ni un pelo.

 ‘Frankenweenie’: el animal lover
FRANKENWEENIE

Eres de los que en las pelis lloras más por los animales que por las personas, y eso es algo que tienes que reconocer. Por eso, en ‘Frankenweenie’ te vuelves loco cada vez que el entrañable perrito de Victor, Sparky, revive para hacer feliz a su dueño. Te encantan estas historias de chico conoce perro y los fuertes lazos que se crean entre las mascotas y sus dueños. De hecho, es probable que no te cases nunca y que te compres un piso en el que vivas rodeado de gatos, perros o peces de colores.

 ‘Sleepy Hollow’: el tenebroso
sleepy hollow
Los habitantes de un recóndito y macabro pueblo viven atemorizados por un terrorífico jinete que, a falta de una cabeza, tiene muchas agallas para asesinar a sangre fría a todo el que se le cruce por delante. Este tipo de historias te apasionan porque eres un amante del misterio y del terror, y porque para ti no hay nada mejor que un buen crimen sin resolver. Será mejor no toparse contigo cuando estés enfadado…

 ‘Alicia en el País de las Maravillas’: el creativo
alice in wonderland tim burton
Da igual de qué te estén hablando, siempre tienes la mente en otro sitio. Hay pocas personas con tanta imaginación como tú y aprovechas las horas sentado en clase o en el váter para construir en tu cerebro nuevos mundos llenos de fantasía, magia y un poco de oscuridad. Aunque te gustan las buenas historias, para ti la fotografía de las películas es más importante que el propio argumento y podrías pasarte horas admirando los increíbles paisajes de ‘Alicia en el País de las Maravillas’ o de ‘Charlie y la fábrica de chocolate’. Sigue siendo tal como eres, aunque baja de vez en cuando de las nubes, ¿eh?

Tim Burton y Dalí, el universo de los locos

En muchas ocasiones, la excentricidad es la clave del éxito para algunos artistas. Este es el caso de uno de los directores de cine contemporáneos más famosos: Tim Burton. En un post anterior ya analizamos la figura del autor de míticos films como Pesadilla antes de Navidad Big Fish y, casualmente, ya entonces lo relacionamos con un maestro de la pintura caracterizado también por su extravagancia: Vincent Van Gogh. No obstante, hay otro pintor con el que Burton no solo se asemeja en su “locura” incomprendida por algunos, sino también en el estilo artístico. De hecho, Burton podría haberse inspirado en este pintor catalán de impresionante transcendencia. Rasgos característicos como sus ojos brillantes o su fino y sinuoso bigote nos desvelan su nombre: Salvador Dalí.

Dalí no dudó en crear todo un universo que casi roza lo absurdo, al igual que Burton. No solo los temas de sus pinturas eran llamativos, sino las técnicas que empleaba, las combinaciones de colores y esa forma de difuminar la realidad establecida para constituir toda una nueva forma de ver el mundo. En la fabulosa exposición del museo Reina Sofía sobre el pintor español, que recoge cuadros y esculturas de museos de todo el mundo, se puede apreciar este talento y esta innovación en el mundo del arte. Como bien ha repetido Dalí en entrevistas y documentales, él deseaba plasmar sus sueños e inquietudes sobre el lienzo. Por ejemplo, en icónicas obras como El gran masturbador, Dalí representa animales y cuerpos cubiertos de hormigas, uno de sus miedos ocultos. La exposición alberga otros cuadros como La persistencia de la memoria, obra en la que aparecen los famosísimos relojes fundidos. Precisamente cortometrajes de Tim Burton como Vincent o incluso los escenarios de La novia cadáver nos recuerdan al paraje extraño y tétrico del citado cuadro daliniano. Las extrañas criaturas de los cuadros de Dalí (como los caballos de finas y larguísimas patas de La tentación de San Antonio) también parecen haber inspirado a los personajes de películas del director californiano como James y el melocotón gigante.

Imagen
Detalle de “El gran masturbador” (1929, Salvador Dalí)

Imagen
Personajes típicos burtonianos, del libro “La melancólica muerte del chico ostra”

Una tendencia de Tim Burton es la de adaptar cuentos populares a su enrevesado imaginario, siendo el caso de Alicia en el País de las Maravillas. El aclamado director introdujo ciertos cambios en inicial argumento de Lewis Carrol (como dotar de gran protagonismo al sombrero loco, interpretado por Jhonny Depp) pero, sobre todo, esta producción le sirvió para experimentar con el color, vistosos vestuarios e impactantes escenarios. Tampoco podemos obviar la influencia daliniana en esta película, pues el propio Dalí ya había realizado en 1969 unos dibujos para ilustrar el libro.

Las musas: la chispa de sus vidas.
Además de las coincidencias en el inconfundible estilo de ambos artistas, hay otros puntos de unión entre ellos. Desde la Antigüedad, todo artista se ha visto inspirado por lugares, por acontecimientos de su vida y… por personas. Y, como no podía ser de otra manera, el amor juega un papel importante en este aspecto.

Cuando Dalí conoció a Gala, esa diosa rusa irresistible, su vida cambió por completo. Y es que no solo estuvo perdidamente enamorado de ella (tanto que su muerte le acabaría trastornando), sino que vio en ella a la musa de todo su arte. Dalí pintaba para Gala y sobre Gala. Su mundo giraba en torno a ella, que fue su fiel compañera en sus aventuras con el mundo del arte. En sus cuadros podemos identificar los rasgos de su amada, como en Leda atómica o en otros retratos más explícitospues ella era el motor de su arte y de su vida.

Imagen

Sin embargo, las musas no son cosa de los caballeros andantes del pasado. De hecho, el propio Tim Burton también ha aprovechado esta inspiración. No es difícil percibir la persistente presencia de algunos actores en sus films, como es el caso de Johnny Depp (Eduardo Manostijeras, Charlie y la fábrica de chocolate y Sombras tenebrosas son algunos ejemplos). Pero, sin duda alguna, el eje principal de la caótica mente del cineasta es también su compañera y amante, la actriz Helena Bonham Carter (Big Fish Sombras tenebrosas, entre otras). Los años pasan y su amor parece más vivo que nunca, al igual que la inspiración del artista. Y es que Burton tiene la suerte de haber encontrado a su Gala…

Imagen

En conclusión, podemos afirmar que la imaginación puede plasmarse de innumerables formas. Dalí eligió la pintura y la escultura (aunque también se adentró en la industria cinematográfica junto a Buñuel, Hitchcock e incluso Disney), mientras que Tim Burton siguió sus pasos y creó su marca mediante sus extraños dibujos y sus exitosas películas. Ambos son personajes raros en sí mismos, pero es esa rareza la que los hace interesantes y especiales.

Y es que hasta el rey del grunge Kurt Cobain ya defendía la originalidad por encima de todo:
“Se ríen de mí por ser diferente; yo me río de ellos porque son todos iguales”.

¿Por qué nos atrae tanto Tim Burton?

El excéntrico director de cine, Tim Burton, tiene detrás una inmensa legión de fans. Sus producciones agotan las entradas de cine y sus fans hablan de él como si fuera un maestro, un genio, un dios.
¿Cuál será la razón por la que este mítico californiano ha cosechado tanto éxito?

– Infancia oscura: No sé si “oscura” es el adjetivo más adecuado, pero lo cierto es que la niñez de Burton se caracterizó por la excentricidad. Sí, ya apuntaba maneras. Sus propios vecinos le definían como un inadaptado social, y este rebelde adolescente no estaba demasiado interesado por los estudios, pero sí por el cine y por el arte. Solía representar macabras obras de teatro con su hermano, y su mente siempre estaba ideando todo tipo de terroríficas historias. Quién le iba a decir a este chico extraño de poco amigos que un día alcanzaría la fama (¡y de qué manera!).

– Diferenciación: Además de una historia personal conmovedora (típico famoso que cuando era un don nadie, era marginado y pasaba desapercibido), Burton destaca por su autenticidad, por sus trabajos totalmente fuera de lo común y distintos al resto. Sus cortos y películas poseen argumentos de inesperados finales, y su imaginación alcanza límites insospechados. Podemos decir que Burton es una nueva forma de arte. Los paisajes y escenarios de sus películas son icónicos (al verlos, los identificamos rápidamente con la mano burtoniana) y el diseño de los personajes es muy personal. Tim ha sabido diferenciarse de los demás, ha creado una nueva forma de ver el cine y ha alcanzado el éxito que muchos pensaban que no conseguiría jamás.

– Dibujos: Y es que Burton no es solo famoso como cineasta. Lo cierto es que sus esbozos son considerados objetos de culto, al igual que su obra escrita (como “La melancólica muerte del chico ostra”, un libro de inquietantes versos e ilustrado por sus típicos macabros dibujos). Y precisamente del producto de su pluma, se ha creado todo un mercado burtoniano (como los famosos muñecos del Chico ostra y los demás personajes dibujados por Burton).

– Su entorno: Al igual que su infancia parece sacada de una de sus películas, su vida actual no es tan distante. Burton conserva su tenebroso estilismo, está casado con la excéntrica Helena Bonham Carter  y en su círculo de amistades se encuentra el admirado actor Johnny Depp. De hecho, el talento de Carter y de Depp está muy ligado al de director, por lo que ambos actores han participado en muchísimas producciones de Burton.

– Terror + sentimentalismo: Mucha gente puede pensar que el cine de Tim Burton se basa simplemente en inspirar miedo, en lo terrorífico y oscuro, pero no es así. Aunque los ambientes suelen ser muy similares (misteriosos, tenebrosos…) las historias siempre poseen una moraleja, hacen pensar al espectador (como en “James y el melocotón gigante”, que invita a la reflexión sobre el valor de la amistad) y en ellas se mezcla el pavor con la amistad, el amor (“La novia cadáver”) y otros sentimientos.

De esta manera, Burton es considerado una figura del cine, pero también es apreciado como genio, es querido por su historia y por su imaginación, por su incomprendida (ya no) manera de ver el mundo.
Personalmente, me recuerda un poco al arte de Vincent Van Vogh, que plasmó su locura en unos cuadros que jamás vendió mientras estuvo vivo, y que actualmente valen millones.
Por suerte, Burton ha presenciado antes de morir cómo su obra ha llegado a lo más alto.

Y por estas, y seguramente por más razones, es por lo que nos gusta tanto Tim Burton.

Johnny Depp y Tim Burton

Tim Burton y Johnny Depp en el rodaje de “Sleepy Hollow”.