¿Qué pensaría Jane Austen de ‘Orgullo, prejuicio y zombis’?

Si Jane Austen levantara la cabeza y pudiera ver ‘Orgullo, prejuicio y zombis’, la excéntrica versión cinematográfica de su obra cumbre, ‘Orgullo y prejuicio’, se daría un susto de muerte. Y es que Burr Steers, el director y guionista de la película, ha roto todos los esquemas del clásico de Austen.

orgullo prejuicio y zombis

Por supuesto, hay muchas cosas que se mantienen invariables. Jane Austen vería a una Elizabeth Bennet interpretada por Lily James (‘Cenicienta’, ‘Downtown Abbey’) con el mismo carácter tozudo y escéptico que la protagonista de su libro. La soberbia de Mr. Darcy, al que da vida Sam Riley (‘On the road’, ‘Maléfica’), también se conserva en el filme. Incluso, Austen sería testigo de los estereotipos con los que cargaban las mujeres del siglo XIX, cuya máxima aspiración debía consistir en ser bellas, delicadas y encontrar un marido rico y con renombre que las mantuviera.

Darcy y Elizabeth en Orgullo, prejuicio y zombis

No obstante, la novelista también contemplaría sangre, vísceras y cerebros humanos. En ‘Orgullo, prejuicio y zombis’, una plaga de muertos vivientes invade el mundo y causa el caos en la apacible población inglesa de Meryton. Las tranquilas tardes de té y partidas de naipes se ven interrumpidas por estos pecualiares zombies (ya veréis por qué son peculiares, ya…) al que las damas y caballeros británicos hacen frente con dagas, sables y llaves de karate.

hermanas bennet en Orgullo y prejuicio y zombis

En definitiva, Jane Austen vería una película que, no os voy a engañar, es demasiado surrealista, pero tiene los sustos y puntos necesarios para entretener y acercarnos a una de las mayores obras de la literatura inglesa desde el punto de vista más creepy. Se escandalizaría, sí, pero seguro que también se alegraría de ver hasta dónde ha llegado la influencia de su novela. Y, desde el momento en que la viera, empezaría a devorar todas las temporadas de ‘The Walking Dead’. Seguro.

Anuncios

Ryan Gosling, el rey de lo macabro en ‘Lost River’

Fuego. Sangre. Música. Erotismo.

Desde que le vi en ‘Murder by numbers’, Ryan Gosling me enamoró como actor. En realidad lo conocí en ‘Young Hercules’, pero aunque estuve bastante enganchada a la serie, su corte de pelo era imperdonable. Sea como sea, Ryan Gosling me gusta, como podéis comprobar. Y no solo me refiero al Gosling de ‘El diario de Noa’ (que sí, por supuesto que es adorable), sino a los Goslings de ‘Drive’, ‘Blue Valentine’ y ‘Lars and the real girl’. A lo largo de su carrera como actor, el canadiense ha demostrado su talento y buen gusto aceptando papeles cada vez más complicados e atrayentes. Por eso, me interesó mucho conocer también su faceta como director, que dio comienzo el año pasado con el estreno de ‘Lost River’. Creo que soy de las pocas a las que le gusta también el Gosling director, tal y como demuestran las duras críticas que ha recibido desde su debut en Cannes, pero no me importa. ‘Lost River’ me ha sorprendido para bien y, aunque no es una película de terror, quería recomendarla en este blog por la exaltación de lo macabro que hay en ella. La película es una delicia visual (¿He sonado muy repelente?) y tiene escenas de lo más creepy. La muerte es hasta erótica gracias a Gosling. Vedla y ya me contaréis.

No voy a enumerar razones por las que merece la pena dar una oportunidad a Ryan Gosling en el ámbito de la dirección. Las imágenes hablan por sí solas.

Eva Mendes hace sexy lo gore.

           Eva Mendes hace sexy lo gore.

Este personaje os va a dar más miedo que Freddy Krueger.

Este personaje os va a dar más miedo que Freddy Krueger. Y su chaqueta, más.

Ojo a esta escena.

                                  Ojo a esta escena.

Y a esta.

                                      Y a esta.

'Lost River' no es tu peli si padeces pirofobia.

‘Lost River’ no es tu peli si padeces pirofobia.

Pero sí lo es si te gustan los lugares tétricos.

         Pero sí lo es si te gustan los lugares tétricos.

Disfrutadla. Y la BSO con voz de Saoirse Ronan, también.