Publicado el

Las películas de ‘The Purge’ o cómo explotar el “terror real”

Tras el reciente estreno de Anarchy: La noche de las bestias, muchos han sido los que se han animado a acudir a las salas de cine y, ya de paso, a ver la primera parte, que fue estrenada en 2013, The Purge. Lógicamente, las comparaciones no han tardado en aparecer y se han formado dos bandos bastante claros: los que piensan que  Anarchy, supera a la primera parte, y los que creen que que The Purge es mejor que su secuela. Sea como sea, ¿cuál es el secreto del éxito de las dos películas de James DeMonaco?

the purge

La empatía y el terror real
Para empezar, hay que reconocer que la idea de ambas películas es muy innovadora. Tras el boom de películas de zombies y exorcismos, The Purge acercó el género de terror a las personas gracias a un argumento bastante creativo: una noche al año, el gobierno de Estados Unidos permite que los ciudadanos cometan cualquier crimen sin consecuencia alguna, con el objetivo de que “se purguen” y liberen la tensión acumulada en una sola noche, disminuyendo así los crímenes en el resto del año. ¿El resultado? Una noche terrorífica y sangrienta en la que los estadounidenses salen a las calles armados hasta los dientes para matar, principalmente a mendigos y gente de clase baja que no tiene los medios que poseen los ricos para protegerse.

A pesar de que en pantalla no aparecen demasiados asesinatos -sobre todo en la primera parte-, el espectador se siente inquieto y en tensión durante toda la película e, incluso, sigue dándole vueltas a la idea al acabar la película. El truco está en que, a diferencia de las películas de criaturas como zombies y vampiros, lo que sucede en estas películas puede llegar a ser real. Sí, lógicamente es una exageración y cuesta creer que algún día pudiera celebrarse en el mundo una purga anual en la que todo estuviera permitido, pero no es del todo imposible. En cambio, que unos zombies salgan de la tierra, sí. Por eso, tanto en The Purge como en Anarchy, es fácil sentir empatía por los personajes e imaginar que eres tú el que intentas proteger tu casa de la entrada de asesinos -que pueden ser hasta tus propios vecinos- que serán capaces de matarte sin tener que vérselas con la justicia.

¿Las segundas partes nunca fueron buenas?
Para empezar, me gustaría aclarar que el que no haya visto Anarchy y le apetezca pasarse por el cine, puede hacerlo aunque no haya visto The Purge, la primera parte. Se trata de dos películas paralelas con personajes distintos y acontecidos en momentos distintos (The Purge se centra en la purga del año 2022 y Anarchy transcurre un año después) que simplemente tienen en común la idea principal: la purga que tiene lugar cada año en Estados Unidos. Sí que es cierto que en The Purge se insiste más en explicar esta idea y aparecen algunos detalles interesantes que ayudan a contextualizar y comprender mejor la segunda parte, como el hecho de que los vecinos que colocan flores azules en las puertas de sus casas son partidarios de la purga y lo muestran de esta forma. Además, ver las dos películas aporta dos puntos de vista distintos: en The Purge, la perspectiva de los ricos -se observa muy bien cómo las familias pudientes invierten su dinero en caros sistemas de seguridad para sus casas y a la vez salen a matar para “limpiar” el país de mendigos y gente pobre- y en Anarchy, la perspectiva de las clases bajas – al contrario que los ricos, las familias más humildes apenas tienen medios para protegerse, y menos aún los que viven en la calle, por lo que muchos deciden vengarse y atacar a los ricos-.

the purge 2
Respecto al debate de qué película es mejor, debo decir que me han gustado bastante las dos. Sin embargo, aunque es cierto que Anarchy es más dinámica, ágil y hay más acción -ya que el escenario se amplía a toda la ciudad de Nueva York-, The Purge me inspiró más medio, precisamente porque la acción se concentra en una sola casa y esto concentra la tensión y te permite empatizar más con los personajes y la historia. Además, las famosas marcas que aparecen en la primera parte me parecen todo un símbolo de la noche de la purga y dan bastante más miedo que algunas que aparecen en la segunda parte. Aun así, aunque el sentimiento de angustia es mayor en The Purge y es una película muy visual con escenas tétricas y siniestras, Anarchy destaca por los ‘sustos’ que sobresaltan al espectador en cualquier momento de la película. Además, tiene un final genial, pero eso mejor os dejo descubrirlo a vosotros.

P.D: Seguro que no soy la única que, tras ver las películas, se ha imaginado una purga en su barrio/ciudad. Escalofriante.

Anuncios

Acerca de Lidia Baños

Vocación de periodista, alma de escritora.

Una respuesta a “Las películas de ‘The Purge’ o cómo explotar el “terror real”

  1. Pingback: ‘It Follows’ y el miedo de no estar solo | Dosis de terror

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s